Popular channels

megaupload regresa

“Megaupload regresará y será mejor”






El fundador de Megaupload, Kim Dotcom, en libertad condicional en Nueva Zelanda a la espera del proceso de extradición a EEUU, se ha convertido en una especie de justiciero del ciberespacio que desafía al poder estadounidense.
El informático alemán, de unos 129 kilos de peso y casi dos metros de altura, es como un "héroe de culto" a pesar de haber sido acusado por las autoridades de Estados Unidos de crimen organizado, indicó Gavin Ellis, analista político de la Universidad de Auckland, al canal de televisión "3 News".
"SOPA está muerta. PIPA está muerta. ACTA está muerta. MEGA(upload) regresará. Más grande, mejor y más rápida", publicó Dotcom en alusión al rechazo de la Eurocámara al "Acuerdo Comercial Anti-Falsificación", conocido como ACTA.
"Cómete esa Hollywood", comentó el cerebro de Megaupload, que en Twitter es más popular que el primer ministro de Nueva Zelanda, John Key, y promete superar en popularidad al presidente estadounidense, Barack Obama, quien cuenta con unos 17 millones de seguidores en la red social.
Kim Dotcom, o Schmitz como se apellida en realidad, saltó al estrellato cuando el pasado 20 de enero, víspera de su cumpleaños, fue detenido en el transcurso de una gran operación policial en la lujosa mansión en la que residía a las afueras de Auckland, la mayor ciudad de Nueva Zelanda.
La detención del creador de Megaupload y de otros tres directivos, todos ellos ahora en libertad condicional a la espera de que un tribunal resuelva la extradición, se realizó a requerimiento de la Oficina Federal de Investigación (FBI) de EE.UU., que cerró el portal de descargas por supuesta piratería informática.
Hasta el cofundador de Apple junto a Steve Jobs, Steve Wozniak, censuró esta semana en Chile la postura de Washington de querer perseguir a una empresa como Megaupload que, opinó, no ha violado los derechos de autor.
A Megaupload se le acusa de haber causado más de 500 millones de dólares (403 millones de euros) en pérdidas a la industria del cine y de la música al transgredir los derechos de autor de compañías y obtener con ello unos beneficios de 175 millones de dólares (141 millones de euros).
0
0
0
0No comments yet