Check the new version here

Popular channels

Méjico: La vital importancia del EAAF (forenses argentinos)

México: forenses argentinos cuestionan identificación del segundo estudiante de Ayotzinapa


Los familiares de los desaparecidos reciben asesoría del equipo forense de Argentina.

Un día después de que el gobierno de México informó sobre la identificación de los restos de un segundo estudiante de los 43 desaparecidos casi un año atrás en Iguala, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), que asesora a los padres de los jóvenes, cuestionó el anuncio de las autoridades.

El grupo aseguró en un comunicado divulgado en la noche del jueves que la identificación "sólo puede ser considerada como una posibilidad" y "no es considerada por el EAAF como un resultado identificatorio definitivo".

La Procuraduría (fiscalía) General de la República (PGR) aseguró el miércoles que los expertos del laboratorio de la Universidad de Innsbruck (Austria), encargados de analizar los restos hallados de los normalistas, habían identificado los restos óseos de Jhosivani Guerrero de la Cruz, de 19 años.

Un problema de verosimilitud

Aunque los especialistas argentinos reconocen que el trabajo realizado por el laboratorio de Innsbruck desde el inicio de la investigación es "de alta calidad científica", señalan que la coincidencia genética en el caso de Guerrero de la Cruz "es baja en términos estadísticos".
Se trata, explican, de "una razón de verosimilitud de 73 (que) indica que la coincidencia es 73 contra 1 más probable si se trata de Jhosivani Guerrero de la Cruz que otro individuo de la población general".

De las 17 muestras de restos presuntamente de los estudiantes y enviadas al laboratorio austríaco, no se pudieron obtener perfiles genéticos de ADN nuclear, "típicamente más poderoso en términos de identificación humana" en 16 de ellas "debido al alto grado de deterioro por alteración térmica y fragmentación de las mismas".
Sobre una de ellas se obtuvo un perfil completo que permitió la identificación en diciembre pasado de Alexander Mora Venancio.

Sobre una de ellas se obtuvo un perfil completo que permitió la identificación en diciembre pasado de Alexander Mora Venancio.


A partir de las otras 16 muestras, no se pudieron lograr resultados de ADN mitocondrial por métodos tradicionales y se intentó hacerlo "a través de un método experimental denominado de Secuenciación Masiva Paralela".
Con la utilización de este método, se obtuvieron resultados sobre el ADN mitocondrial en nueve de las 16 muestras, y de esas siete corresponden a ADN que "no es de origen específicamente humano".
Las dos muestras restantes "presentaron coincidencias iniciales con familiares maternos" de los estudiantes Guerrero de la Cruz y de Mora Venancio.



Las dos muestras restantes "presentaron coincidencias iniciales con familiares maternos" de los estudiantes Guerrero de la Cruz y de Mora Venancio.
Caso abierto
Pero los expertos, reconocidos a nivel mundial por su tarea para identificar restos humanos en países donde ocurrieron violaciones masivas de derechos humanos, recuerdan en su comunicado que se trata de un "caso abierto", en el que los dos sitios de recuperación de restos son "inciertos y problemáticos".
Aclaran que ambas muestras que coinciden en la identificación genética provienen de una bolsa que según la fiscalía mexicana fue recuperada del río San Juan, en las afueras de Cocula, y no de restos recuperados en el basurero de Cocula.
El EAAF recuerda, como dijeron los expertos independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos contradiciendo la versión oficial, que "aún no se ha podido establecer que en el basurero de Cocula existan restos humanos que correspondan a los normalistas".
Lea también: Los 3 hallazgos sobre Ayotzinapa que desmontan la versión del gobierno
"Restos de víctimas de distintos episodios de desaparición pueden encontrarse en los mismos lugares de depositación", consideran los forenses y agregan: "Existen además serios interrogantes sobre el origen de las muestras analizadas".
El EAAF ya habían cuestionado a comienzos de años que no estuvo presente cuando se recuperó la bolsa con fragmentos óseos del Río San Juan, en Cocula, clave en la versión gubernamental.
De acuerdo con dicha versión, los estudiantes fueron asesinados horas después de ser secuestrados en Iguala (estado de Guerrero), sus cuerpos incinerados en el basurero de Cocula y los restos destruidos y arrojados al río.




Los forenses argentinos afirman que las muestras identificadas no proceden del basurero de Cocula.


Capturan a presunto autor material

Las dudas en torno a la identificación de un segundo estudiante llegan el mismo día en que el gobierno anunció la detención de un personaje considerado clave en la desaparición de normalistas.
El "presunto autor material" de la desaparición el 26 de septiembre pasado fue detenido el miércoles en la ciudad de Taxco, en el estado de Guerrero.
A Gildardo López Astudillo, alias "El Gil", "diversos imputados lo señalan directamente como el autor material de la desaparición" de los 43 alumnos, según dijo este jueves el comisionado nacional de seguridad, Renato Sales.
0
0
0
0
0No comments yet