Mercado de 18 mil millones para argentina



Tras las represalias comerciales de la Federación Rusa, que decidió dejar de comprarle productos a la Unión Europea y Estados Unidos, el país se beneficiaría con 18.236 millones de dólares.

La Federación Rusa resolvió dejar de comprarle productos a la Unión Europea y los Estados Unidos, por la sanción que éstos le impusieron por la crisis con Ucrania. Esta decisión representa una oportunidad para Argentina de ingresar a un mercado de 18.236 millones de dólares.

Esa es la cifra total de las compras que Rusia le hizo el año pasado a la UE, por 16.441 millones de dólares, y a los EE.UU, por 1.795 millones, en productos primarios y manufacturas de origen agropecuario, que Argentina podría proveer a ese mercado.

Los principales rubros fueron carne -incluyendo vacuna, aviar y porcina-, bebidas, lácteos y huevos, frutas frescas, y productos de molinería, en los que gastó más de la mitad del total: 9.588 millones de dólares.

Además la carne, con 2.322 millones de dólares, representó el producto de mayor demanda de Rusia al mercado europeo; seguido por las bebidas, los líquidos alcohólicos y el vinagre, con 2.223 millones; los lácteos y los huevos, con 1.895 millones; y las frutas frescas, con 1.476 millones.

También se destacan los productos de molinería que estuvieron entre las principales compras de los rusos a los europeos, con 925 millones de dólares; al igual que las hortalizas y legumbres sin elaborar, con 859 millones; residuos y desperdicios de la industria alimentaria, con 763 millones.

Asimismo, las compras de Rusia a la UE de hortalizas, legumbres y frutas preparadas representaron 725 millones de dólares; y de azúcar y artículos de confitería, 691 millones.

En cuanto al mercado ruso, también se abasteció, en menor proporción, de los países europeos de cereales, pescado y mariscos elaborados y sin elaborar, tabaco, miel, grasas y aceites, café, pieles y cueros, frutas secas, y lanas elaboradas.

Por su parte, el principal producto estadounidense demandado por Rusia el año pasado también fueron las carnes, con 365 millones de dólares; seguido por las semillas y frutos oleaginosos, con 238 millones; y las frutas frescas, con 219 millones.

El resto de las compras fueron en tipo de productos similares a las hechas a la UE, pero en cantidades menores.