Popular channels

Mercier, ex funcionario de la dictadura videlista, en el PRO

Farándula + procesistas = PRO


El candidato a Gobernador de Santa Fe por el PRO es Miguel Del Sel, el humorista que gusta de cosificar a las mujeres. Para acompañarlo en Rosario, buscan otras figuras de la farándula local. Pero no solo de la fama vive el PRO. Juan Carlos Mercier, ex funcionario de la dictadura videlista, dirige la campaña desde la usina de “ideas” macristas llamada “Fundación Pensar”
.


En 2011, solo 60 mil votos impidieron que Miguel Del Sel se hiciera con la Gobernación de Santa Fe. A última hora de aquel 24 de julio y luego de un extraño corte de luz, entraron los votos salvadores del socialismo de Rosario. El PRO respiró tranquilo y se apuró a reconocer el triunfo de Bonfatti. Por aquellos días la intención era hacer una elección respetable, pero no estaba en los cálculos gobernar la provincia.

Si pudo Arnold Schwarzenegger, por qué no Del Sel

Para 2015 las ambiciones del macriperonismo están más infladas. La intención es encumbrar al humorista en la Casa Gris y, para ello, sumar más figuras del periodismo y la televisión que le pelen Rosario al Frente Progresista Cívico y Social. El primero en recibir la oferta fue el periodista deportivo y reconocido misógino de la fauna local, Miguel Tessandori. Ante la defección de éste, Anita Martínez, la conductora de TV convertida a concejal rosarina, podría ir por la intendencia.

La táctica de farandulizar la política (o “politizar” la farándula) no es nueva. Reutemann y Scioli son los predecesores. Tampoco es un invento criollo. El caso de la estrella hollywoodense Arnold Schwarzenegger que llegó a la Gobernación de California es uno de los más famosos y fue brillantemente parodiado en la película de Los Simpsons que lo muestra como un analfabeto presidente de EEUU manipulado por el CEO de Cargill para cometer un genocidio contra la población de Springfield. En la versión criolla de la parodia, nos tocaría un Gobernador que manosea vedettes y se ríe de la transexualidad poniéndose el disfraz de la Tota.

El éxito de Del Sel es justamente el de ser una personalidad que no proviene de la política, en una provincia donde los políticos profesionales del PJ, el PS y la UCR se convirtieron en gerenciadores del narcotráfico y de la policía asesina, y se deshacen en disputas internas. Pero detrás del brillo de las cámaras, es la misma vieja política de centroderecha peronista la que se teje y desteje.

Del Sel al gobierno, Mercier al poder

Para la campaña electoral, la fama vale más que mil militantes. Para gobernar una provincia de narcos, policías bravas, un extenso cordón industrial con una clase obrera cada día más descontenta y barriadas populares sin servicios elementales y militarizadas, el aparato vale más que mil humoristas.

“Mi equipo técnico es la Fundación Pensar (que se presenta como la usina de ideas del PRO), con Luciano Laspina en la cabeza y Juanchi Mercier. Ellos van a planificar el proyecto económico y político si nos toca ganar y gobernar Santa Fe desde el año 2015”, anunció Del Sel a una radio local en octubre de este año.

Luciano Laspina es hombre de confianza de Mauricio Macri y economista jefe del Banco Ciudad de Buenos Aires. Juan Carlos “Juanchi” Mercier es un histórico del PJ Santafesino. Tan histórico que fue funcionario de la última dictadura militar. Durante esos años, el “Juanchi” dirigó el Banco de Santa Fe cuando éste se endeudó con créditos incobrables. Posteriormente ascendió a Ministro de Hacienda y Finanzas del Vicealmirante Jorge Anibal De Simone. Este hombre, según Del Sel, será quién elabore el proyecto económico y político de gobierno del PRO en Santa Fe.

Además, del armado macrista participan otros dirigentes peronistas cercanos a Reutemann, como Carlos Carranza y Ricardo Spinozzi. Y el propio Reutemann ha expresado sus simpatías por Del Sel aunque por el momento insista que la clave es reunificar el PJ. El ex Midachi es la cara pública de la misma casta política que colaboró con la dictadura militar y que luego, con el PJ de Reutemann y Obeid aplicaron el más rabioso neoliberalismo que hizo de Rosario la cuna de la desocupación y la pobreza.
0
0
0
0No comments yet