"México fracasó en cierre de frontera"



Rick Perry atribuyó la crisis humanitaria al gobierno mexicano, pues éste no aseguró su País



El gobernador de Texas, el republicano Rick Perry, atribuyó ayer la crisis humanitaria provocada por la llegada a EU de miles de niños indocumentados, la mayoría de ellos procedentes de Centroamérica, “en parte al fracaso” del Gobierno de México a la hora de asegurar su frontera sur.

“Nuestros actuales desafíos son en parte una consecuencia del fracaso del Gobierno de México a la hora de asegurar su frontera sur de la inmigración ilegal de niños no acompañados y otros individuos procedentes de Centroamérica o de desplegar recursos adecuados para controlar los elementos criminales en México”, dijo Perry en una carta que envió al presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Perry consideró que tanto México como Texas “deben garantizar que nuestras fronteras estén seguras, de manera que combatamos las actividades ilegales mientras permitimos el comercio legítimo y la inmigración legal”. El Gobernador de Texas instó al presidente mexicano a “tomar los pasos necesarios para hacer eso a lo largo de la frontera sur de su País”.

En su carta, Perry se mostró “preocupado” por las declaraciones de Peña la semana pasada, en las que dijo que el reciente despliegue de la Guardia Nacional en la frontera entre México y Texas “no sólo es desagradable, sino condenable”.

Perry defendió el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera con México e invitó a Peña Nieto a visitar Texas para comprobar de “primera mano el profesionalismo de nuestros soldados”.

“Me sentiría honrado de recibirle en Texas y tengo la esperanza de que EU y México pueden trabajar como socios para encontrar soluciones a estos retos, ahora y en el futuro”, concluyó Perry.