Check the new version here

Popular channels

México: sacudida por una brutal masacre de estudiantes


Méjico.-Hoy se produjeron manifestaciones en varias ciudades, a raíz del secuestro de los jóvenes que estudiaban magisterio en el estado de Guerrero, al oeste del país sobre las costas del Pacífico. Apuntan contra el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, que tiene vínculos con el cártel de Beltrán Leyva.



Las calles de varias ciudades mexicanas se llenaron hoy de personas que salieron a repudiar la desaparición forzada de 43 estudiantes de magisterio de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, ubicada en el estado de Guerrero, al oeste del país y sobre las costas del océano Pacífico.

El destino de los estudiantes aún no se conoce, aunque dos sicarios ligados al cártel de “Guerreros Unidos” dijeron haber asesinado a 17 de ellos y depositado los cuerpos en fosas comunes. Cuando las autoridades mexicanas fueron al lugar marcado por los supuestos asesinos, encontraron 28 cuerpos y se investiga si correspoden a algunos de los estudiantes desaparecidos.

“Vivos se los llevaron, vivos los queremos”, rezaba uno de los carteles de sostenidos por un egresado de la misma institución en la que estudiaban los jóvenes desaparecidos, una consigna que se repite con fuerza en México en crímenes del narcotráfico.

La protesta nacional fue convocada por familiares de los 43 jóvenes y, en Chilpancingo, capital de Guerrero, la manifestación abarcó unos cinco kilómetros. En el Distrito Federal, en tanto, también se produjeron movilizaciones y las estimaciones dan cuenta de 10.000 personas que se reunieron en la Avenida de la Reforma.

Además de familiares y estudiantes de diversos estados, activistas de organizaciones de derechos humanos, sindicatos y agrupaciones campesinas también formaron parte de las protestas.

Los hechos que derivaron en la desaparición de los 43 estudiantes se produjeron el 26 de septiembre, cuando los normalistas viajaron desde Ayotzinapa hacia Iguala con el objetivo de recaudar fondos y de esa manera viajar a la Ciudad de México para participar de las conmemoraciones de la matanza de Tlatelolco (en la que, paradojicamente, se produjo una masacre de estudiantes a mano del Estado mexicano y del que aún no se sabe con certeza la cantidad de muertos).

Cuando llegaron a Iguala, tuvieron un entredicho en un acto político con la esposa del alcalde de la localidad, María de los Ángeles Pineda (ambos prófugos al día de la fecha y con vínculos con el cártel de los Beltrán Leyva), por lo que fueron duramente reprimidos por la policía municipal, que dejó como saldo 6 personas muertas.

A partir de ese momento, no se supo absolutamente nada de los estudiantes, y en principio se sospechó que podían haberse refugiado en la selva para evitar ser asesinados.





0
0
0
0No comments yet