Canales populares

Mientras la policía detenía a delincuentes, apareció DDHH



Mientras la policía detenía a dos delincuentes, apareció derechos humanos para constatar que los mismos no fueran lesionados






Gran malestar, indignación y voces críticas de los vecinos que apuntan a los derechos humanos solo para los delincuentes

Esta mañana, un hombre y una mujer fueron detenidos por personal policial en la intersección de las calles 25 de Junio y Córdoba, a una cuadra de la Radio RD.

Según los datos recabados en el lugar del hecho, el motivo de la detención fue que en momentos previos se había producido un incidente con otros dos sujetos, al parecer, según comentó un agente, los detenidos habían discutido con estos dos muchachos y el masculino reducido extrajo un arma de fuego calibre 22.

Inmediatamente luego el incidente, el personal policial fue comisionado por las víctimas del altercado, y detuvieron a ambas personas, encontrando entre sus pertenencias un arma de fuego chica, calibre 22, artefacto que el masculino le atribuía a la propiedad de su compañera.

Mas allá del buen accionar policial y el trato correcto que el mismo le dio a la detención, el delincuente detenido no paraba de excusarse y de decirle al policía a los gritos que le dolía la prótesis, indicándose con las manos la zona de la espalda, a lo que el agente le contestó: “claro pero para andar armado por la calle no te molesta la prótesis”, expresiones que fueron asentidas y repetidas por los civiles presentes en el lugar.

Pero lo que causó gran malestar e indignación de los vecinos y transeúntes fue que, por el comentario de los policías, en el lugar también se hicieron presentes funcionarios de derechos humanos, quienes, al parecer, querían constatar las condiciones de detención y que el personal policial no maltratara a los delincuentes.

Es más, dos de las movileras de la Radio RD 99.1 fueron consultadas muy de mala manera por una vecina para corroborar si las mismas pertenecían a dicha institución.

Por lo que se podía percibir, el conocimiento de las presencias de los funcionarios de derechos humanos estaban en el lugar, provocó gran temor en el personal policial, quienes se median constantemente en su accionar, es mas hasta parecía que se les impedían actuar correctamente.

Tal fue la indignación, que en el lugar una gran cantidad de civiles presentes no paraban de comentar “recién los detienen y ya caen estos para salvarlos”, es más un hombre que se identificó como un humilde trabajador, increpó a los gritos al delincuente diciéndole que “ellos (por los policías) no te pueden pegar, porque les inician un sumario, pero yo sí, te voy a cagar a patadas la cabeza, vos sos una basura, no te importa nada la gente, andas armado, no te cago a trompadas porque no quiero nomás”, algo que fue aplaudido por los presentes.

Indudablemente el malestar de la sociedad ha llegado a su punto máximo con la inseguridad y la delincuencia, las voces críticas de los derechos humanos solo para los delincuentes y el pedido de mano dura es moneda corriente en la gente común.

0
0
0
0No hay comentarios