Miles asisten a funeral de estudiantes musulmanes muertos





Miles asisten a funeral de estudiantes musulmanes muertos en Chapel Hill




Miles de personas asistieron este jueves a un campo de fútbol en Raleigh, Carolina del Norte, donde se llevó a cabo el funeral de los jóvenes.




El padre de dos de las víctimas dijo ante la multitud que los jóvenes fueron víctimas de un crimen de odio y que su dolor es "indescriptible".
Sus hijas y su yerno fueron asesinados a tiros en su casa en Chapel Hill, crimen por el que un vecino fue acusado de asesinato.
La policía dice que los primeros indicios muestran que el incidente fue detonado por una discusión en torno a un único espacio de aparcamiento disponible, aunque investigan si las acciones de Craig Hicks fueron motivadas por odio religioso.
Hicks se entregó a la policía y fue acusado de matar a Deah Shaddy Barakat, su esposa Yusor Mohammad y la hermana de ésta, Razan.
El corresponsal de la BBC Rajini Vaidyanathan dijo que muchos de los dolientes sienten que los asesinatos fueron provocadas por algo mucho más profundo que un puesto de parqueadero.
El jefe de la policía de Chapell Hill, Chris Blue, habló en la ceremonia y prometió que sus agentes investigarán todas las posibilidades, incluyendo la posibilidad del crimen de odio, según agregó el corresponsal.
La poca cobertura que tuvo el hecho por parte de los medios de comunicación nacionales ha sido fuertemente criticada.