Check the new version here

Popular channels

Miles de musulmanes noruegos para proteger la sinagoga Oslo


La idea es "extinguir los prejuicios que la gente tiene contra los judíos y los musulmanes", explicó la joven noruega de 17 años Hajrad Arshad. Ella fue quien movilizó, hace cuatro días, a través de una página en Facebook, a todos los jóvenes musulmanes de Oslo para proteger la sinagoga de la capital este sábado, a las 18.30, durante la celebración del Sabath.

Lo han llamado el Anillo de la Paz y, según la página de Facebook, atenderán 2.200 personas que unirán sus manos rodeando la sinagoga. La iniciativa fue bienvenida desde el primer momento por el rabino y líder de comunidad judía de Oslo, Ervin Kohn.

"Lo que están expresando es que cualquiera que quiera hacer algo en contra de los judíos en Noruega tendrán que pasar por ellos primero. Y creo que es muy positivo", explicó a la prensa local.

Se trata de una consecuencia más, si bien la primera no oficial, de los asesinatos en Copenhague del pasado fin de semana, que conmovieron a la sociedad noruega no ya por la proximidad (cultural o física), sino porque este país se vio seriamente amenazado el pasado julio.

Y es que las reacciones del Gobierno noruego no se hicieron esperar. En primer lugar, se desplegó a la policía en las inmedicaciones de la sinagoga y, tras la petición del rabino, ha sido cortado el tráfico definitivamente en la calle donde se emplaza.

El mismo domingo, la primera ministra, Erna Solberg, acudió por iniciativa propia al templo, dejando claro que estaba comprometida "a luchar contra el anti-seminitismo y a asegurar una sociedad que incluya a todos", dijo.

Posteriormente, tras conocerse que el lobo solitario danés se había radicalizado en la cárcel, la prisión de Ringerike, en la afueras de Oslo, anunció que el centro va a contar con un imán para evitar que los presidiarios musulmanes puedan radicalizarse. "Estamos a punto de asociarnos con un imán que llevará a cabo seminarios para musulmanes", explicó el alcaide Håkon Melvold al diario VG. "Además, crearemos grupos filosóficos con participación de varios credos", añadió.

Todo esto ha sucedido en la semana en que la Interpol detenía a una joven noruega de 19 años, que supuestamente iba a perpetrar un antentado. Sin embargo, la chica se mostró ofendida al ser entrevistada en la televisión TV2: "¿Estáis locos? ¿Por qué iba a volarme por los aires? Soy musulmana. El Islam no lo permite", espetó.

Noruega, con 5,2 millones de habitantes, ha visto en los últimos años cómo aumentaba a través de la inmigración su población de credo musulmán, que ronda las 200.000 personas, frente a los tan sólo 1.000 miembros de la comunidad judía, una de las más pequeñas del mundo. Hecho que, en cierto modo, se debe la "claúsula judía" de su Constitución que hasta 1897 prohibió la entrada de judíos en el reino.

Y si bien Noruega es el país escandinavo más anti-semita, según un informe emitido el año pasado por la Anti-Defamation League, aunque con indicadores muy inferiores a los de Grecia o Francia, el discurso anti-islámico se impone puntualmente, como con las exhortaciones del antiguo líder del Partido del Progreso -ahora en el Gobierno-, Carl Hagen.

Éstas, de más bien escaso eco, unidas al fiasco de Pegida en Oslo se han visto silenciadas una vez más con el gesto de estos ocho jóvenes musulmanes que, liderados por Hajrad Arshad, han lanzado un mensaje rotundo al mundo: Acabar con los prejucios contra musulmanes y judíos.
0
0
0
0
0No comments yet