Militantes kirchneristas escuchan el discurso

La Presidente inaugura por última vez las sesiones ordinarias ante un recinto con menos invitados que en años anteriores. En la Plaza de los Dos Congresos hay un escenario y está cortado el tránsito







En un clima de algarabía, y bajo un cielo nublado, miles de militantes kirchneristas comenzaron a poblar desde temprano la Plaza de los Dos Congresos a la espera del discurso de Cristina Kirchner, previsto para el mediodía, que dejará inauguradas este domingo las sesiones ordinarias del Congreso Nacional.

Con una fuerte presencia policial en las inmediaciones del edificio, que restringe el tránsito, y varias pantallas gigantes instaladas en la fachada del Congreso, desde pasadas las 10 y media la llegada de los simpatizantes empezó a intensificarse. Diferentes artistas populares amenizan la espera a través del sistema de audio instalado para la ocasión. Dentro del recinto, la seguridad quedó a cargo de la Casa Militar y bajo el mando del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, una medida sin antecedentes en la historia parlamentaria.

Dentro del Congreso -restaurado desde 2012 por el presidente de la Cámara de Diputados Julián Domínguez-, la jefa de Estado Cristina dará inicio al 133° período de sesiones ordinarias y hablará ante la Asamblea Legislativa por octavo año consecutivo. Cerca del mediodía, hará un repaso de las políticas más significativas de su mandato ante legisladores e invitados, que este año serán cerca de la mitad que en años anteriores, algo que en los últimos días generó quejas de legisladores opositores.

En las adyacencias del Parlamento se dispusieron las principales agrupaciones kirchneristas, como La Cámpora, Unidos y Organizados, Tupac Amaru o Kolina, además de los principales intendentes del Conurbano bonaerense. Pasadas las 11 y cuarto, el ministro de Economía, Axel Kicillof, llegó al Congreso caminando acompañado por colaboradores por Avenida de Mayo, ante la euforia de los militantes que lo ovacionaron. El ministro saludó con sus brazos abiertos.
La Plaza está vestida de banderas con consignas kirchneristas, sobre todo "1M Todos con Cristina al Congreso", que fue una iniciativa de apoyo de la militancia kirchnerista tras la multitudinaria marcha del silencio del #18F en homenaje y pedido de justicia por la muerte del fiscal Alberto Nisman. Dos carriles de la avenida Entre Ríos permanecen cortados y un fuerte operativo policial rodea todo el Parlamento.