Check the new version here

Popular channels

mira lo que venden en china

Llamar la atención siempre es una estrategia de éxito para la comercialización de un producto. Pero la empresa china DHgate ha cruzado todas las líneas rojas con sus muñecas hinchables con forma de niña. Sí, como suena. Hace unos días que lanzó en su portal de comercio electrónico «una bonita muñeca sexual con forma de joven niña», ataviada con ropa interior de flores o con unas braguitas de algodón blancas, por la módica cifra de 1.070 yuanes (unos 130 euros). Y clientes no les han faltado en todo el mundo. Pero, como era de esperar, han arreciado las críticas y la empresa se ha visto obligada a retirar la rebautizada como 'muñeca para pederastas' de su catálogo 'online'. «Pedimos disculpas al público y queremos anunciar que hemos puesto en marcha nuevas regulaciones para que no vuelvan a estar a la venta productos similares», aseguró ayer la empresa en un comunicado que ha generado euforia incontenida en las redes sociales.


Imagen de un catálogo en el que se anuncian las muñecas para pederastas

No obstante, este periódico ha comprobado que la representación de la niña, que aparenta unos siete años y está diseñada por Sextoyking para la satisfacción de diferentes prácticas sexuales, todavía está a la venta bajo pedido en otros comercios. «No hay nada de ilegal en el producto, así que no vemos la necesidad de abandonar su comercialización», explica uno de los vendedores del portal Taobao que no quiere ser nombrado.
Este hombre asegura también que su muñeca hinchable no tiene nada que ver con «la promoción del tráfico de personas con fines sexuales, la pedofilia, o las violaciones», como acusaba el grupo creado en Facebook para obligar a su retirada. «Se podría decir lo mismo, o quizá más, sobre el material pornográfico en el que mayores de edad aparentan ser niñas. Pero es legal en casi todos los países del mundo».
No en vano, aunque la muñeca de DHgate es la que ha llamado más la atención, desde hace unos meses una empresa japonesa -Trottla- también vende 'esculturas de plástico' que imitan los cuerpos de adolescentes vestidos sólo con ropa interior. Claro que en este caso no disponen de orificio alguno y los propios creadores recalcan que no se han fabricado con fines sexuales. No obstante, llama la atención que sólo haya disponibles cuerpos de niñas, y que siempre estén vestidas con el mínimo imprescindible de tela. «Si crees que nuestras muñecas son inmorales, ¿deberíamos retirar todas las esculturas en las que se ven los genitales?», preguntó Shin Takagi, propietario de Trottla al periodista de la revista Vice que le preguntó si lo que hace no es propio de enfermos.
Los críticos de las muñecas están convencidos de que sí lo es, y exigen que las autoridades rastreen a los compradores de este tipo de productos. Apuntan al éxito de Sweetie, la niña filipina de 10 años creada por ordenador por una ONG holandesa Terre des Hommes, que atrajo a más de 20.000 adultos de 71 países interesados, al parecer, en abusar de ella. Mil de ellos ya estaban fichados por la organización y ahora la Policía está al frente del caso.
0
0
0
0No comments yet