Check the new version here

Popular channels

Modelo noruego en Chile





Jaime Said: "La principal característica del modelo noruego fue crear un fondo de reserva especial en el exterior con el producto de sus exportaciones de petróleo, para luego comenzar a pagar las importaciones estructurales del Estado..."


Con fuertes correcciones a la baja continúa deslizándose nuestra economía. Las autoridades deben tener precaución, ya que se requiere ganar confianza con hechos concretos por parte del Gobierno, y es necesario un ambiente renovado para lograr estabilidad y crecimiento.

Las autoridades han demostrado hasta aquí un conjunto de confusos proyectos de ley para imponerlos con su mayoría parlamentaria. Su intención es instalar en Chile una nueva versión ideológica de izquierda. Esto agudizaría la desaceleración y nos alejaría del liderazgo económico que tenemos en Sudamérica.

Por otra parte sería oportuno encontrar el valor real de nuestra moneda "peso", ya que parece estar muy sobrevalorada, sintetizada y anestesiada por los incentivos perversos que se han creado al estimular fórmulas como el consumo sin ahorro ni inversión, todo lo cual está soportado por el principal commodity que es el cobre. No podemos explotar recursos no renovables para importar bienes de consumo, los que se esfuman en el corto plazo sin dejar huella de una industria de bienes y servicios que le hagan peso. Nada se dice de la diversificación en materias no tradicionales.

Por ejemplo, en turismo el mundo generó ingresos totales el 2013 por US$ 1,1 billones, en donde Chile reportó US$ 2.100 millones, es decir, una participación del 0,2%. Si Chile se propusiera representar el 4% del turismo mundial, los recursos anuales que generaría serían de US$ 44 mil millones.

Desde que se asentó el tipo de cambio en los $500 por dólar en 2002, y después de que este valor alcanzara los $750 (50% menos), hemos perdido la competitividad de nuestra producción nacional. ¿Acaso ocurrió lo mismo con el euro durante ese período? Si fuese así, el euro de US$ 1,26 debería estar en US$ 0,81. Entonces, ¿qué es lo que justifica un peso tan fuerte, más que el euro frente al dólar? Acá, al generar un peso artificialmente fuerte, se destruyó la industria nacional y sus tejidos, incluyendo todas las capas finas de producción que antes iluminaban nuestro país.

Chile ha sustentado un fuerte gasto estos últimos doce años financiado por los ingresos del cobre, los que sobrepasan el 50% de las exportaciones totales. Si estas disminuyen, entonces se produce una desalineación mucho más fuerte que en el resto del mundo.

Si revisamos alternativas de otros modelos, como el aplicado exitosamente en Noruega, veremos que estas políticas se podrían implementar en Chile para estabilizar las estructuras de intercambio comercial y sus efectos en el tipo de cambio y la economía doméstica. La principal característica del modelo noruego fue crear un fondo de reserva especial en el exterior con el producto de sus exportaciones de petróleo, para luego comenzar a pagar las importaciones estructurales del Estado, incluyendo deuda externa, con esos recursos, sin emitir una sola corona noruega. Así se constituyó una cuenta corriente del Estado en el exterior que nunca se mezcló con la economía nacional.

Lo que se logró con ese modelo fue garantizar que ni siquiera la mayor fluctuación del precio del petróleo desestabilizaría al país. Es decir, no hipotecaron su futuro y sus tradiciones, contra las especulaciones de los precios de su único recurso natural no renovable.

Aquí en Chile, esa parte del modelo noruego se puede aplicar perfectamente para corregir nuestro modelo económico. Con las liquidaciones de exportaciones de cobre se podrían pagar directamente las importaciones nacionales de petróleo de Enap y la deuda externa pública. Esto es posible, ya que Codelco y Enap son de propiedad del Estado y el Gobierno puede administrarlas en forma más eficiente. Solo ese hecho, de no traer las divisas a Chile sin presionar la venta y la compra artificial de dólares por parte de Codelco y Enap, disminuiría drásticamente la emisión de pesos y no distorsionaría el tipo de cambio, una vez que este se ajuste a su valor real. El financiamiento interno se puede obtener en el país, a objeto de no introducir una moneda extranjera en la operación.

En forma local, la producción y el sólido funcionamiento de Chile estarían garantizados con un valor del peso real y transversal, y así también se lograría una inflación más sustentable. En la actualidad el país pierde competitividad y una gran oportunidad de diversificar su comercio exterior. La actual actividad, cobre y consumo, es muy básica y siempre estuvo dada por la tradición de ser un país minero que quiere consumir productos importados. Pero el país está consciente de que debe evolucionar con sus exportaciones hacia productos más sofisticados y de mayor valor agregado. Llegó la hora de hacerlo.

En la medida en que se extraen nuestros recursos no renovables, se hace necesario crear un tejido sólido de industrias y servicios capaces de sustituir importaciones y de generar exportaciones no tradicionales. La innovación se hace muy necesaria dentro de esa idea país. Si maduramos como Noruega y nos diversificamos, lograremos un gran superávit comercial, no sujeto a los vaivenes de los precios de commodities , que, como un terremoto, sacuden al pueblo de Chile cuando bajan.

0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New