Check the new version here

Popular channels

Modificacion del ciclo escolar

Leyendo el diario por internet hoy a la mañana me desayune de esto...
Lo unico q me faltaba empezar antes la facultad...
Me quiero volver chango!!!

Modificacion del ciclo escolar



A partir de 2009 los recesos de verano y de invierno se achican en la Ciudad de Buenos Aires. Crearán mini descansos de otoño y primavera. La cartera de Educación tiene la decisión tomada.


El sol y la playa, el agua de la pileta, la merienda en la colonia, las tardes de plaza forman parte de la odisea veraniega para sortear diciembre, enero y febrero sin que los chicos vayan a la escuela. Pero la costumbre de chapotear hasta el 28 de febrero se acabó. A partir de 2009, en la Ciudad de Buenos Aires las clases van a comenzar en febrero y las vacaciones de invierno van a reducirse a una semana. Que no cunda el pánico. El achique del ocio tiene su contrapartida: se va a agregar una semana de descanso en otoño (probablemente en mayo) y otra alrededor de la primavera (puede ser entre agosto, septiembre u octubre). Los alumnos y docentes de escuelas porteñas van a tener una pausa en todas las estaciones del año.

“Vamos a rediseñar el año escolar con un aprovechamiento intensivo. Va a haber más días de clase en diciembre y en febrero para poder compensar una tercera semana de vacaciones durante el año. El modelo de tres recesos distribuidos a lo largo del año sirve para que, con la misma cantidad de días de clase, los chicos y los docentes descansen más”, informa una fuente inobjetable del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires.

La decisión, adelantada a Crítica de la Argentina, ya está tomada y consta en un documento interno del Ministerio de Educación porteño, aunque, todavía, no están definidas las fechas de inicio, finalización y pausas del ciclo lectivo. De todos modos, la nueva hoja de ruta escolar va a implicar un fuerte cambio cultural. Los largos veraneos se van a terminar y el boom de la cartelera infantil de invierno se va a comprimir. Pero van a surgir nuevas posibilidades de escapadas en épocas del año, hasta ahora, inexploradas.

“El segundo semestre no tiene fin de semana largo, sólo el 17 de agosto inmediatamente después de vacaciones de invierno. El tirón es demasiado largo. Es mejor que haya más descanso porque los chicos rinden más, el clima es más armónico y se producen menos conflictos. Además, es un poco más fácil para la familia organizar cosas para los chicos en tres semanas repartidas que en 15 días juntos. Hasta ahora no encontramos resistencias ni en los docentes, que van a tener una semana más de descanso, ni en las cámaras de turismo, que podrán aprovechar otros destinos”, afirma la fuente del Ministerio de Educación.

Aunque la medida no está anunciada oficialmente, el debate sobre el descansus interrumptus ya sacó una hoja. “La medida es acertada. Uno de los grandes problemas que tiene nuestra tradición educativa es un período muy largo de vacaciones en verano cuando son preferibles los períodos de descanso intermedios. Hay que encontrar salidas para que el turismo le encuentre la ganancia a tener una semana extra. Aunque, el país debe priorizar la educación de nuestros hijos al turismo”, asegura Axel Rivas, director del Programa de Educación del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cipecc).

A la Ciudad Feliz no la hace feliz perder la rambla de febrero. “El problema es que hay conflicto entre destinos. La costa quiere cuatro meses de vacaciones de verano. Nosotros preferimos que se facilite al interior del país con descansos escalonados que es mucho más conveniente”, anuncia Domingo Castracane, presidente de la Federación de Cámaras de Turismo de la República Argentina.

Entre los docentes también hay grietas. “No nos disgusta la idea de segmentar las vacaciones de invierno, pero hay que ver de qué manera lo proponen. Estamos en una confrontación muy grande con las políticas públicas en la Ciudad de Buenos Aires y, además, si se aplica tiene que ser discutido por el Consejo Federal de Educación a nivel nacional”, opina Francisco “Tito” Nena, de CTERA Capital.

Gustavo Iaies, director del Centro de Estudios en Políticas Públicas (CEPP) respalda la idea de cortar (el descanso) por lo sano: “Es bueno pedagógicamente que las vacaciones no sean tan kilométricas en el verano porque los chicos suelen estar muy cansados sobre septiembre y este sistema ya se aplica en colegios privados y otros países del mundo”.

Cómo es en otras partes del mundo

-Francia: duran sólo dos meses y organizan el descanso por trimestres. Los alumnos no tienen clases los miércoles y en cambio sí los sábados.

-Inglaterra: se prolonga por seis semanas. Hay siete días de descanso durante cada trimestre, por ejemplo, en Navidad y Semana Santa.

-España: tiene uno de los períodos más largos del continente, según el informe Organización del tiempo escolar en Europa, de doce semanas. Hay planteos para cambiar el calendario escolar.

-Costa Rica: comienza el ciclo escolar a principios de febrero y termina el 20 de diciembre con recesos intermedios.



Fuente:

http://www.criticadigital.com/impresa/index.php?secc=nota&nid=7760


Sds

Buena vida
0
0
0
0No comments yet