Check the new version here

Popular channels

Modric: El niño que huyó de la guerra por unas espinillera

Modric nació en el 85 y la guerra de los Balcanes estalló en el 91

Le pilló con seis años, en una edad crucial para su posterior futuro


Luka Modric es ahora un reconocido jugador que está en el punto de mira de todo un Real Madrid. Pero su historia y su infancia no se basan en el típico discurso del esfuerzo y del 'no lo tuvo fácil', sino que hubo una guerra de por medio, y eso ya son palabras mayores.

Luka nació en el 85 y la guerra de los Balcanes estalló en el 91. Le pilló con seis años, en una edad crucial para su posterior futuro. Su papá, Stipe, se embarcó en el conflicto como soldado del ejército croata. A su abuelo lo mataron unos serbios cerca de su casa, en Obrovac. Por eso, su madre cogió los bártulos y huyó con él a Zadar.
Allí, en el HOTEL Kolovare, estuvo algunos meses en los que sólo tenía la compañía de la pelota. "Jugaba todo el día y quebró más ventanas con su balón que las ondas de las bombas de la guerra", suele decir uno de los recepcionistas del HOTEL.


El fútbol era su sueño y por eso estuvo, con ocho años, cerca de fichar por el Hajduk Split, uno de los míticos clubes croatas. Estuvo dos semanas y, tras un torneo en Italia, fue descartado. Volvió a Zadar con su madre y ahí es cuando entra en acción su verdadero descubridor, Tomislav Basic, jefe de la cantera del Zadar. Luka tenía 10 añitos. La familia Modric sobrevivía como podía. Esto nos cuenta el citado Basic: "Eran muy pobres. No tenían dinero para camisetas o espinilleras para Luka. Así que le hice unas de madera". Esas espinilleras existen todavía. Basic las tiene. "Las conservé porque sabía que Modric iba a llegar a ser un gran jugador".

Como curiosidad, dicen que a Luka no le gusta recordar mucho estos momenos de su vida. Basic afirma: "Es verdad que alguna vez se ha molestado por recordar esto. Pero yo creo que es parte de su vida y tiene que estar orgulloso de donde salió".


Comienzos difíciles
El jugador no habla mucho de ello, en efecto. En la última ocasión que lo hizo, enfatizó sobre lo siguiente: "La guerra me hizo más fuerte. Fueron tiempos durísimos para mí y para mi familia. No quiero arrastrar ese tema para siempre, pero tampoco me quiero olvidar de ello. Ahora tengo la sensación de que estoy listo para cualquier cosa".

De Zadar, tras pasar por varias escuelas, fichó en 2003, con 16 años, por el Dinamo Zagreb, el club que le mandó al estrellato. Pero antes, la guerra le haría sufrir de nuevo. Luka tuvo que marcharse un año a hacer la mili. Lo destinaron a Mostar, curiosamente el lugar donde el Ejército español ayusó a la reconstrucción de la zona.
Jugó esa temporada en el Zrinjski de la Liga bosnia. Fue el mejor jugador del torneo, obviamente. Su posterior historia es más conocida. El español Juande Ramos lo fichó por 22 millones d e euros para el Tottenham, equipo desde donde quiere dar el salto... a la Liga española.

El Real Madrid es posiblemente su próxima parada, aunque todos los grandes de Europa se pegan por él. Ahora espera noticias mientras descansa en la costa adriática, donde sueña cada día con ganar la Liga de Campeones, el torneo que puede terminar de encumbrar su carrera.






Zadar, el pueblo croata en el que crecio Modric como refugiado de guerra






0
0
0
0
0No comments yet