Canales populares

Morir de tristeza

Agoniza un delfín tras el asesinato de su cuidadora


Mary G, el delfín con su cuidadora


Se llama Mary G y desde hace días vomita todo lo que come. Adelgazó 50 kilos porque extraña a su entrenadora que murió asesinada hace dos semanas. Conozca la nota que conmueve a toda Italia.

Los animales tienen sentimientos, por más que muchos digan lo contrario. El caso de Mary G así lo demuestra.

Se trata de un delfín que está en el acuario de Riccione, en Italia, y que podría morir de tristeza tras el fallecimiento de su cuidadora, Tamara Monti, asesinada brutalmente.

Dos semanas después del suceso, el delfín tiene una infección, vomita todo lo que come y hasta adelgazó 50 kilos desde que ya no tiene el cuidado de la entrenadora.

Tamara era más que una simple trabajadora del acuario, ya que fue ella quien salvó la vida a este ejemplar de Grampus griseus encallado en el puerto de Ancona en el que falleció su madre.

Cuando Mary G. llegó al acuario, Monti la cuidó junto a su novio, también instructor, hasta el día de su muerte, haciendo revivir al delfín y mejorando su salud. Ha sido como una madre para el animal.

Ahora, Mary G. vive una larga agonía y no come ni su ración diaria de leche y calamares. Además, ha comenzado a padecer una peligrosa infección estomacal y tiene complicaciones nerviosas.

Los responsables del acuario y de organizaciones ecologistas están preocupados por el estado del cetáceo, que si no recupera las ganas de vivir, seguirá los pasos de su cuidadora.

FUENTE
0
0
0
0No hay comentarios