Check the new version here

Popular channels

Moscú abandonaría el Tratado de Misiles





Tras ser acusada por Washington de violar el Tratado sobre Misiles de Corto y Medio Alcance (INF, por sus siglas en inglés), Rusia podría plantearse la retirada de este acuerdo, medida que permitiría al país eslavo hacer frente con más eficacia al despliegue del escudo antimisiles de EEUU en Europa, opinan los expertos consultados por Nezavisimaya Gazeta.

“Sigo convencido de que el Tratado INF nos perjudica. Abandonarlo tendría más ventajas que inconvenientes para Rusia”, comenta al diario el general Yuri Baluevski, exjefe del Estado Mayor. El año pasado, fue el propio presidente Vladímir Putin quien dio a entender que Rusia podría dejar el Tratado.

Hoy día existen motivos para que Moscú se retire del acuerdo de 1987, agrega el general. “Muchos países desarrollan y perfeccionan misiles de alcance medio, mientras que Rusia, al cumplir con el Tratado, ha perdido muchas armas de este tipo”, argumenta.

“Ahora que el despliegue de elementos del escudo antimisiles norteamericano en Europa del Este ha entrado en una fase práctica y nuestras relaciones con EEUU y la OTAN continúan empeorando por la crisis en Ucrania, denunciar el Tratado parece extremadamente oportuno”, insiste el experto.

Destaca que el propio EEUU violó el acuerdo al usar dos etapas del misil balístico intercontinental Minuteman-2 para crear un misil para los entrenamientos que en realidad constituye una nueva arma de alcance medio.

Nada impide instalar una cabeza de combate en un misil de este tipo, lo que lo convierte automáticamente en un misil de alcance medio en toda regla prohibido por el Tratado”, afirma otro experto cercano al Estado Mayor de Rusia.

En su opinión, la denuncia de presuntas violaciones del INF por parte de Rusia podría usarse como pretexto para desplegar misiles cerca de sus fronteras.



Por su parte, Yuri Fiódorov, del Centro para los Estudios Políticos, indica que Rusia también dispone de misiles similares: son los R-500 que se podrían usar para equipar los sistemas Iskander-M.

“En 2012, finalizó las pruebas otro sistema, Iskander-K, que es la versión más moderna del Iskander-M. Dispara misiles de crucero y lo hace con más precisión”, aclara.

El general Baluevski confirma que Rusia puede disponer de misiles de crucero de emplazamiento terrestre con los que podría armar a su Ejército si abandona el Tratado INF.

“Cualquier arma rusa se diseña de tal manera que se pueda aumentar su alcance en caso necesario”, recalca, en una clara alusión a los Iskander, con un alcance de hasta 500 kilómetros, el máximo permitido en el INF.















































0
0
0
0No comments yet