Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
El presidente de Uruguay, José Mujica, insistió en que Brasil "tiene que pagar la cena" de la integración latinoamericana y asumir la "responsabilidad" que le imponen su importancia política y su poderío económico regional, y señaló que Uruguay decidió recordarle el papel “que debe cumplir”.



Habrá una América Latina unida si Brasil se pone" ese objetivo como tarea, dijo Mujica en un acto celebrado en Porto Alegre, en la sede del gobierno regional del sureño estado brasileño Río Grande do Sul.

"Pero si Brasil no se pone con eso, no nos va a dar la nafta" para avanzar hacia una "auténtica" integración latinoamericana, declaró el presidente uruguayo, junto al gobernador de Río Grande do Sul, Tarso Genro.

"Hay mucho por hacer en nuestra América y Brasil vivió mucho tiempo mirándose a sí mismo, igual que cada una de nuestras repúblicas miraba a Europa o a Estados Unidos y le daba la espalda a su historia independiente", sostuvo.

"Pero va siendo tiempo de que nos acostumbremos más a mirarnos entre nosotros mismos", agregó Mujica.

"Brasil es uno de los países más ricos en recursos naturales del planeta" y Uruguay ha decidido "viajar en el estribo de Brasil, no para ayudarlo, sino para actuar como ayuda memoria y recordarle el papel que tiene que cumplir", insistió.

Según Mujica, América latina tiene que "recrear su civilización común", con "el corazón en la Amazonía", y avanzar hacia la "unidad" para "defenderse" y progresar.

"El primer cliente de Brasil es China, pero también lo es de Uruguay, de Paraguay, de Argentina" y "no nos damos cuenta de lo que se nos viene encima" y de que "hay un único camino, que es estar cada vez más cerca", declaró el presidente uruguayo.

Mujica también reiteró sus críticas al consumismo y dijo además que los gobernantes deben entender "el mundo en que viven", que ya no es ni será aquel en que se "formaron y educaron".

Durante la cita con Genro, Mujica estuvo acompañado por el canciller Luis Almagro y otros funcionarios, que discutieron fórmulas para estrechar la cooperación a lo largo de los 985 kilómetros de frontera entre Río Grande do Sul y Uruguay.

En el mismo marco se firmó un convenio mediante el cual se le dará carácter anual a una feria de la cultura de Río Grande do Sul en Uruguay y a otra sobre las tradiciones uruguayas en esa región del sur de Brasil.

Mujica llegó a Porto Alegre hoy y su primera actividad fue una visita a una cooperativa de reciclaje de residuos plásticos y latas de aluminio.

Tras su encuentro con Genro, tenía previsto participar en un seminario sobre Desarrollo Sustentable para la Integración del Cono Sur, organizado por la Universidad Federal de Río Grande do Sul, y después regresará a Montevideo.