Check the new version here

Popular channels

Mujica "tendrá que negociar con los alma podrida"

El candidato a vice del Partido Nacional respondió al presidente sobre sus dichos acerca de los que se oponen a la llegada de los presos de Guantánamo.



Confirmando que durante esta campaña ha sido uno de los candidatos a la vicepresidencia con mayor protagonismo, Jorge Larrañaga le respondió este lunes al presidente José Mujica sus dichos acerca de los que se oponen a la llegada de los presos de Guantánamo a Uruguay.“Vemos con perplejidad que el presidente dice que como no va a haber mayorías parlamentarias va a ir a integrar el Parlamento para negociar. Bueno, entonces tendrá que negociar con los alma podrida, con los nabos y con los que no pensamos igual que él”, dijo en un acto realizado en Pando. Mujica había tratado de “alma podrida” a quienes, dijo, no tenían sensibilidad para apoyar la llegada de reclusos de la cárcel estadounidense y utilizó el calificativo de “nabo” para referirse a distintos dirigentes políticos.Larrañaga dijo que la fórmula que integra con Luis Lacalle Pou no tuvo que “andar faltándole el respeto a nadie”, dijo.Mientras realizaba un discurso apasionado, Larrañaga sintió como desde atrás Lacalle Pou le ofrecía una botella de plástico: “¿Quéres agua?”. Larrañaga hizo un gesto para decirle que no y auguró que en el próximo gobierno no habrá mayorías reglamentadas ni manos de yeso.Antes de terminar, aseguró que la próxima administración del Partido Nacional será un gobierno “amarrete”, que va a “zapatear con los codos”. Tras escuchar esto, el diputado Daniel Peña le dijo: “¿Viste cómo ahora no te aplaudió nadie?...”.Larrañaga respondió: “Pero amarrete por austero”. Y continuó: “Cómo vamos a ser austeros, los honorarios del presentador se terminan acá y yo los dejo con el próximo presidente de la República”, dijo, al tiempo que entregaba el micrófono a Lacalle Pou.Acto seguido, se sentó en el borde del escenario y Lacalle Pou le dijo: “Ponete cómodo nomás. ¿Le sirven algo al señor?...”, bromeó.A su turno, Lacalle Pou se refirió al episodio de los presos de Guantámo, al manifestar que “al parecer, según el humor que tenga el gobierno de turno, se va a consultar sobre el tema”, y repasó varias líneas de su progrrma de gobierno, sobre todo las que tienen que ver con su política en materia social.Luego, elogió a quiénes, dijo, son los mejores para hacerse a cargo de las áreas de educación, seguridad y economía, Pablo Da Silveira, Álvaro Garcé y Azucena Arbeleche, respectivamente.
Mientras la fórmula electoral se despedía de la gente frente al escenario, detrás del mismo un predicador que llevaba una biblia, gritaba: “Se acaba el mundo; escuchen la palabra del Señor…”.



0
0
0
0
0No comments yet