Multan a dos jovenes por una cruel broma callejera

Multados dos jóvenes de Sarriguren por gastar una broma macabra


Colocaron un muñeco que simulaba ser una persona herida, lo que alarmó a varios peatones y a la Policía Local






Dos vecinos de Sarriguren (Egüés) de 25 y 21 años de edad han sido denunciados por la Policía Municipal como autores de una broma de mal gusto, consistente en la colocación en la vía pública de un muñeco de tamaño natural rodeado de pintura roja que simulaba ser una persona herida.




Varios testigos sufrieron descompensaciones cardíacas y cerebrales, mientras otros se llevaron tal susto que hicieron sus necesidades en los pantalones. "Tuvimos que evacuar de la ciudad a las familias de los acusados, los llevamos a un destino incierto" contó el coronel Aguerre






Y un día, la historia de Pamplona quedó manchada para siempre por la estupidez de estos dos sinvergüenzas, costará y mucho olvidar semejante bajeza humana