Canales populares

Multan a Microsoft por una actualización de Windows 10

Microsoft es multada con 10.000 dólares por actualizar a Windows 10 la PC de una mujer




Ya ha pasado casi un año desde que Microsoft liberó Windows 10 a sus usuarios y si bien el nuevo sistema operativo de la empresa de Redmond es el mejor de su historia, no está excepta de fallos.

Si eres uno de los usuarios que actualizó su PC o laptop desde versiones anteriores, ya sea Windows 8 o Windows 7, sabrás que Microsoft literalmente nos obligaba a actualizar a la última de sus versiones a través de un ejecutable que a muchos no les gustaba y es justamente del problema que te vamos a hablar.

Teri Goldestein es una ciudadana norteamericana que tiene una agencia de viajes para visitar países asiáticos y que tuvo un largo proceso judicial con Microsoft luego de que ellos dejarán inutilizable su laptop por actualizarla a Windows 10.

Casi a fines del 2015, Goldestein demandaba a Microsoft por obligarla a actualizarla a Windows 10 sin su consentimiento, hecho que ocasionó que su PC, la misma que usaba su trabajo, colapsará por una mala instalación automática de la empresa de Redmond.

Sí, parece algo descabellado pero la corte le dio la razón. Los que hemos pasado por este incómodo proceso sabemos que el mensaje siempre estará presente para avisarnos que debemos actualizar a Windows 10, pero en ningún momento se actualiza solo en caso tú no le des a la opción de instalar.

Goldestein afirma a Seattle Times que nunca tuvo la intención de demandar a Microsoft, ya que primero se comunicó con su área de servicio técnico para reportar el problema, pero ellos hicieron omiso de su petición, por lo que enojada decidió abrirle proceso en la corte.



Cabe mencionar que la agraviada comentó en más de una ocasión en la corte que no supo nada sobre Windows 10 hasta que le presentó el problema, algo bastante complicado de creer en vista a la millonaria campaña de Microsoft para promocionar su reciente sistema operativo.

El juicio estuvo abierto varios meses y podía terminar peor para Microsoft, por lo que sus abogados llegaron a un acuerdo con la agraviada y acordaron una indemnización de 10,000 dólares. De esta forma se le pagaba por el tiempo perdido y se le daba dinero suficiente para adquirir una nueva PC o laptop para que pueda volver a su trabajo sin dificultades, aunque luego del problema es posible que Goldestein elija un producto de Apple.

El caso ha sido rebotado en varios medios y foros norteamericanos, a tal punto que diversos usuarios con problemas también se estarían animando a presentar una queja en conjunto sobre la actualización a Windows 10.

A favor de Microsoft es que ellos no actualizan los equipos automáticamente, solo puede actualizarse si el usuario lo acepta. En lo que sí son culpables es que gran parte de Windows 10 se baja sin tu consentimiento para que a la hora de actualizar el proceso de instalación y descarga sea mucho más sencillo, sin mencionar de la odiosa ventana de actualización que salía desde que encendías tu PC o laptop.











0No hay comentarios