Check the new version here

Popular channels

Murió joven delincuente internado en el Santojanni



El joven de 15 años falleció en la madrugada del miércoles luego de resultar herido de un balazo tras haber robado una camioneta en la ciudad bonaerense de Avellaneda y tirotearse con la Policía Federal el martes en el barrio porteño de Villa Lugano.

Sus amigos había intentado "rescatarlo" de la policía cuando fue internado en el Hospital Santojanni, pero uno de ellos terminó apresado por incidentes con los oficiales.

Fuentes policiales revelaron que el martes luego del robo en Eva Perón y Piedrabuena, el delincuente armado escapó en el vehículo en sentido hacia la autopista Dellepiane y comenzó a ser perseguido por la brigada de la Policía Federal que recorría la zona.

Los agentes lo alcanzaron en las inmediaciones del complejo habitacional "Padre Mugica" en Lugano, donde se projudo un breve enfrentamiento armado y el joven fue detenido herido con un roce de bala en una pierna.

En pleno operativo aparecieron varios amigos del detenido que intentaron "rescatarlo" de la policía.

Tras varios forcejeos, los oficiales se llevaron al delincuente apresado hacia el Hospital Santojanni, en el barrio porteño de Mataderos, donde quedó internado hasta que falleció en la madrugada del miércoles.

Tres jovenes fueron detenidos por "atentado y resistencia a la autoridad", luego de incidentes cuando volvieron a aparecer para liberarlo.

Lucía, la hermana del detenido, aseguró que "lo del robo es todo mentira, la policía no dio ni el alto, el pibe levantó las manos y lo tirotearon a sangre fría". A pesar de que reconoce que el robo existió, sostuvo que su hermano se encontraba circunstancialmente ahí, acompañado por su novia cuando comenzó a recibir disparos.

"Nosotros lo socorrimos a ayudarlo porque la policía lo tenía en un cordón dejándolo morir. La policía se encaprichó con los menores. Hace unos días lo amenazaron que lo iban a matar", manifestó y aclaró que el enfrentamiento en la puerta del hospital se produjo debido a que "la policía no nos quiere decir nada de cómo sigue el chico".

En la tarde del martes, un grupo de personas que acompañaba a la persona baleada comenzó a tomar piedras y a arrojarlas contra un cronista de C5N y contra el camarógrafo que estaba registrando las imágenes.
0
0
0
0
0No comments yet