Check the new version here

Popular channels

Murió un niño de 10 años en una iglesia en pilar





"La peleó mucho, fue un león", contó Julio Rosso, padre de David Emanuel, quien afirmó que tiene una deuda de 1,3 millón de pesos con el hospital Austral. Dijo que el pastor a cargo de la iglesia lo dejó "en pampa y la vía" luego de que los gastos por las intervenciones superaran los 300.000 pesos.


Un niño de 10 años que había sido aplastado por una columna cuando jugaba en el patio de una iglesia evangelista de la localidad bonaerense de Manuel Alberti, partido de Pilar, murió en las últimas horas tras permanecer internado un mes en el Hospital Austral, donde fue sometido a ocho operaciones por las gravísimas heridas sufridas.
"La peleó mucho, fue un león", contó Julio Rosso, padre de David Emanuel, quien afirmó que tiene una deuda de 1,3 millón de pesos con el hospital, el mismo donde fue operada la presidenta Cristina Fernández, ya que el pastor a cargo de la iglesia lo dejó "en la pampa y la vía" luego de que los gastos por las intervenciones superaran los 300.000 pesos.


Según sostuvo, cuando eso ocurrió el pastor le dijo a él y a la madre del niño: "Esto me está saliendo más que un auto de alta gama", a lo que Rosso replicó que "una vida no se compara ni con diez autos de alta gama".



El accidente ocurrió el 3 de octubre a la tardecita en la iglesia "Templo del Dios Vivo", situado en Santa Ana y Pailette, de Manuel Alberti.
"David estaba en el coro de la iglesia. Ensayó con otros chicos y luego le tocaba a los adultos, donde estaba su madre. Salió a jugar con otros diez nenes y a él se le cayó un pilar de cemento encima", relató Rosso, un cerrajero que vive en Don Torcuato, aunque su ex mujer vive en San Miguel con otro hijo de ambos, de 16 años.
La víctima fue atendida en un hospital público, en Del Viso, y al día siguiente la derivaron al Austral cuando el pastor se comprometió a afrontar los gastos, ya que "no había lugar en el Hospital de Niños de La Plata ni el Garrahan de Buenos Aires", según Rosso.
En ese establecimiento, Lucas fue sometido a ocho operaciones: había sufrido fractura de pelvis, de fémur y múltiples derrames internos, con compromiso en el hígado, los pulmones y un riñón, por lo que tuvieron que dializarlo. En una de las cirugías le tuvieron que quitar 90 centímetros del intestino.
Lucas, finalmente, resistió hasta el sábado a la noche y sus restos fueron sepultados esta mañana en el cementerio de San Miguel.
Rosso agregó que en un principio su hijo estaba consciente, pero luego tuvieron que colocarle un respirador mecánico y tras la primera intervención quirúrgica "ya no pudo hablar más".
El hombre radicó una denuncia contra el pastor en la comisaría de Manuel Alberti que recayó en la fiscalía interviniente de Pilar.
Según su descripción, el religioso no tenía seguro en su iglesia y "se hizo cargo de los gastos hasta 305 mil pesos, pero ahora yo tengo una deuda de 1.300.000 pesos, que es impagable".
Por otra parte, Rosso se quejó de que en algunos medios de prensa locales deslizaban que "lucraba con la vida" de su hijo porque pedía ayuda económica a través de una cuenta bancaria aún cuando el niño se encontraba internado "estable". "Mirá qué estable que está que lo tengo que enterrar hoy", se lamentó







.
 
0
0
0
0No comments yet