Check the new version here

Popular channels

Nace un bebé blanco de una madre negra

Una entre un millón. Esa es la probabilidad de que ocurra algo como lo que les ha ha pasado a Catherine y Richard Howarth. Esta pareja de ingleses ha tenido un bebé del mismo color del padre, blanco, siendo la madre negra.
Tal fue su sorpresa que cuando la matrona les presentó al recién nacido, pensaron que se estaba equivocando de niño. Porque aunque el progenitor era caucásico, las posibilidades de que tuvieran un hijo completamente blanco eran remotas.




El caso contrario habría sido de lo más normal. y por supuesto, que el bebé hubiera sido mulato. Pero el pequeño Jonah decidió llegar a este mundo trayendo una enorme sorpresa bajo el brazo.
“La matrona me miró y volvió a mirar a Jonah y luego a mí de nuevo. No se lo podía creer", explica Catherine al Sunday Mirror. Y ellas no fueron las únicas que se quedaron de piedra. Richard, de 34 años y técnico de selección, quedó asombrado al ver por primera vez a su hijo en el hospital Milton Keynes de Londres el pasado 1 de junio.
¨La primera vez que vi al bebé sentí alivio porque lo noté sano y fuerte. Su tez era muy pálida, porque encima nació con el cordón umbilical enredado alrededor del cuello. Después de unas horas, el color volvió a sus mejillas y fue cuándo Catherine y yo nos dimos cuenta de que su tono de piel era muy similar al mío; que brillaba. Los médicos nos aseguraron que se iba a quedar así”, asegura el orgulloso padre también al Sunday Mirror.
La madre explica que “La piel de algunos niños se vuelve oscura con el paso de los días, es algo que puedes pronosticar por el color de las orejas. Pero con Jonah la cosa estaba clara: iba a ser blanco”.
Y no, no se trata de un bebé albino. “Los médicos me dijeron que la culpa la tiene uno de mis genes, en concreto un gen regresivo. Toda mi familia es de origen nigeriano y todos son negros. Pero debí tener un antepasado blanco”, explica Catherine. Y ese gen ha sobrevivido años y años, hasta que ha vuelto a aparecer con Jonah.
Caso extremadamente raro
El caso de este pequeño es tan raro que los pocos que se le parece han tenido gran repercusión mediática. Uno de ellos fue el de Sandra Laing, una sudafricana que nació negra siendo sus dos padres blancos. La pequeña tuvo la mala suerte de nacer en pleno apartheid y fue expulsada de su hogar a los 10 años.
En 2005, Kylee Hodgson y Remi Horder, una pareja de mulatos, tuvo gemelas, y una de ellas fue blanca y la otra negra. Su caso también entra dentro del club de ‘uno entre un millón’.
0No comments yet