Check the new version here

Popular channels

Nazi Preso

JUICIO EN AUSTRIA CONTRA EL AUTOR DE "LA GUERRA DE HITLER"
Condenan a 3 años de cárcel a un historiador por negar el Holocausto

Es el británico David Irving. En el juicio, admitió que se había equivocado.

VIENA. AFP, AP.

David Irving, un conocido historiador británico famoso por escribir libros de apología al nazismo y relacionarse con grupos neo nazis alrededor del mundo, fue sentenciado ayer a tres años de prisión por un tribunal de Viena, tras declararse culpable por haber negado la existencia de las cámaras de gas y el Holocausto.

Irving de 67 años, fue detenido en noviembre de 2005 en el sur de Austria, tras haber evadido una orden de arresto promulgada por el gobierno de Viena en 1989 cuando declaró en una conferencia que las cámaras de gas de Auschwitz —el mayor campo de exterminio del Tercer Reich— fueron colocadas por las autoridades polacas luego de la rendición alemana en 1945.

Para el historiador del Tercer Reich, los judíos que murieron en los campos de concentración no fueron asesinados, pero si víctimas del tifus y otras enfermedades. Irving apelará la sentencia.

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, Austria considera un crimen negar el Holocausto según una ley promulgada en 1947 conocida como "NS- Verbotsgesetz", y que en 1992 prohibió todas las actividades nazis en el país.

Por este motivo, el historiador estaba afrontando una condena de entre diez y 20 años. Finalmente los ocho miembros de la corte fueron menos severos. El Ministerio de Justicia de Austria dijo que entre 1999 y el 2004, hubo 158 condenas bajo el cumplimiento de esta ley.

Al escuchar el veredicto, Irving se mostró "sorprendido", y en un perfecto alemán aseguró haber cambiado de opinión frente a las declaraciones realizadas hace 17 años, al descubrir documentos que contradicen su tesis, entre ellos del mismo actor intelectual de la llamada "solución final", Adolf Eichmann. La definición de la palabra Holocausto no fue utilizada por Irving durante el juicio, pero se refirió a esta como la "tragedia judía de la Segunda Guerra Mundial".

"Sí, allí existieron cámaras de gas. Millones de judíos murieron. No hay duda de ello. Desconozco el número de muertos. No soy un experto en el Holocausto", señaló.

Algunos abogados que siguieron el caso coincidieron en que la sentencia fue muy débil, especialmente por lo que representa Irving dentro de los diferentes grupos neo nazis y revisionistas no sólo en Europa sino alrededor del mundo. Es más, muchos se han atrevido a señalar que la obra del británico no pasará desapercibida por los próximos cien años, además de una nueva interpretación de la Historia de Europa del siglo XX.

Este es el segundo revés judicial para el controvertido historiador quien perdió un juicio en Londres en el año 2000, tras demandar a la norteamericana Deborah Lipstadt, quien escribió el libro "Negando el Holocausto: El Creciente Asalto a la Verdad y la Memoria", un estudio del llamado revisionismo judío, en donde mostró las mentiras, distorsiones, odio y manipulación de aquellos que han dirigido el movimiento negacionista sobre el Holocausto. Durante el juicio que duró cinco meses, Irving fue cuestionado, acusado de racista, antisemita y de mentir en las pruebas que supuestamente había conseguido y que le daban base a sus tesis revisionistas, especialmente sobre la muerte de seis millones de judíos a manos de la Alemania Nazi.

En 1992, un juez alemán le impuso una multa de US$ 5.000, cuando declaró repetidamente que las cámaras de gas en Auschwitz habían sido un engaño.

El británico ha publicado más de 30 libros desde 1967, siendo "La Guerra de Hitler", editado en 1977, el más polémico porque trata de minimizar la desaparición de los judíos por medio de la "Solución Final", en los campos de concentración alrededor de Europa. La tesis de Irving para este libro afirma que Hitler no tuvo conocimiento del exterminio de seis millones de judíos y que en realidad había buscado defenderlos.

El diario británico The Independent informó que muchos de los asistentes al juicio hicieron el saludo nazi. Cuando se conoció el fallo y el historiador mostraba su sorpresa con gesto de asombro, desde el auditorio alguien le gritó "¡Mantente fuerte! Buena suerte".


fuente: http://www.clarin.com/diario/2006/02/21/elmundo/i-02401.htm
10Comments
      GIF
      New