Neymar, en la disco con Paris Hilton y la faja


Yo no digo que no pueda hacerlo. Tampoco protesto por que lo haga público e inunde las redes sociales con sus fotos. Ni siquiera por que buena parte de sus milmillonarios ingresos le lleguen a través de muchas de esas diversiones que comparte con sus amigotes del alma, sus novias y demás 'troupe'.
Yo lo que digo es que el año pasado ya le ocurrió al Barça algo parecido con Leo Messi, quien, en 64 días, dio tres vueltas al mundo, hizo 122.333 kilómetros (de los cuales 90.483 corrieron de su cuenta, es decir, no fueron por actos relacionados con el Barça) y se pasó un montón de días de 'descanso' jugando con los llamados 'amigos de Messi', que, pocas semanas después, le proporcionaron más líos en los juzgados. Y ya vieron la temporada que hizo.
Yo, cuando pienso que Neymar júnior está lesionado y, al parecer, seriamente lesionado de la columna vertebral, y lo veo dando vueltas por el mundo, viajando a Japón, desviándose a Alemania porque el avión falla, haciéndose 'selfies' con Paris Hilton en una disco de Ibiza, enseñando la faja en la arena… y pienso que la temporada ha empezado ya, me temo que volvamos a tener lio.
Sí, ya sé que es su tiempo libre y que alguna diversión tienen que tener estos chicos que viven bajo tanta presión. Pero, no sé, pienso que los otros que no hacen estas cosas (y no escribo nombres, pero ustedes se los pueden imaginar) descansan, se divierten y se preparan con mejor tino que estos chicos que, luego, han de reconocer, en fin, que ya no están entre los tres mejores del mundo.
Los culés pueden pensar lo que quieran. Incluso que soy un viejo, que lo soy. Pero yo todo este lío de Neymar Jr., estando lesionado, no lo entiendo. Lo siento. No lo entiendo.