Check the new version here

Popular channels

Ni la muerte los separó

se trata de un hombre, un hombre sencillo. Uno...

De los amigos de Bart.


Después de tener un sólido matrimonio de 28 años, Salomón Rangel y Cornelia Meneses se tuvieron que separar./ Foto: …

-Texto: Karina González Fauerman
Después de tener un sólido matrimonio durante 28 años, Salomón Rangel y Cornelia Meneses se tuvieron que separar. Un problema de insuficiencia hepática le ocasionó la muerte a él, mientras que ella tuvo que continuar su vida sola, reinventando su existir.

“Mi esposo tenía un año de haberse jubilado. Teníamos una hermosa familia con nuestras hijas Adriana y Mónica. Empezó a sentirse mal tres meses antes de partir. Afortunadamente, sí pude despedirme de él y le di las gracias por ser mi compañero de vida.
“Al darme cuenta que ya no estaba para apoyarme y escucharme, y que muchos proyectos quedaron sin realizarse, me sentí muy sola. Fue un giro de 180 grados”, explica.

Nunca pasó por su mente que Salomón pudiera morirse tan pronto, ya que él tenía 57 años.
El fallecimiento de su esposo le generó momentos de duda, dolor, confusión, tristeza y sentimientos encontrados. A los dos les gustaba ir al Estadio Azteca cuando jugaba el equipo de los Monarcas de Morelia. Siempre estaban juntos y les fascinaba viajar.

“Soy una persona con mucha fe y eso me dio entereza y fortaleza, aunque al principio sí estaba muy enojada con él por haberse ido.
“En ese entonces se acercaba la boda de mi hija mayor y había que continuar como él lo había planeado. Traté de hacerme la fuerte para no opacar la felicidad de mi hija”, explica.

Lo más difícil de enfrentar la viudez, fue sentir su casa vacía y llenarla de recuerdos. Su familia jugó un rol determinante para ayudarla a salir de esta tristeza, ya que siempre estuvieron pendientes de ella al igual que sus verdaderos amigos.

“Afortunadamente, Salo fue siempre muy organizado con sus finanzas y muy previsora por lo que me dejó protegida y he tratado de seguir su misma escuela.
“Sueño poco con él, pero cuando lo hago lo veo siempre sonriente. Aunque parezco loca, siempre estoy platicando con él sobre lo que hice en el día o con mis nietos, también le comento mis inquietudes. Le pregunto si lo estoy haciendo bien o que me ayude en alguna dificultad o cuando no sé qué decisión tomar. Siento que me escucha”, agrega.




Actualmente Cornelia disfruta su vida al lado de su familia y amigos./ Foto: Cortesía Cornelia Meneses

Actualmente Cornelia tiene dos nietos que le regresaron el sentido a su vida y llenan el hueco que había en su corazón. Le gusta leer, ver la tele, bailar zumba y viajar, pero sobretodo cuidar a sus nietos. Disfruta vivir el ahora y no pensar en el mañana.
Las mujeres que enviudamos debemos saber que no estamos solas, él siempre estará a nuestro lado y hay que vivir con la esperanza de que algún día volverán a estar juntos. Habrá momentos en que tengamos que levantar la mano y pedir ayuda profesional, tal vez asistir a alguna terapia y no pretender ser fuertes, sino sacar todo nuestro dolor porque no es fácil.
“Contar con literatura adecuada para llevar el duelo, antes, durante y después, me ha ayudado mucho. Considero muy importante rodearse de las personas que uno quiere, sean familiares o amigos, para no sentir tanto la soledad. También buscar actividades que nos mantengan ocupadas y pensar que nuestra vida sigue. Y como dice la Dra. Raquel Levinstein 'lo que se ama, jamás se pierde', agregó.
0
0
0
0No comments yet