Nico, el pingüino que busca el récord Guinness

Nico, el pingüino que busca el récord Guinness


Aunque sólo tiene 102 días de nacido, Nico ya es parte de un ambicioso proyecto emprendido por Alberto Vele, para buscar el ingreso en el prestigioso libro de los récords Guinness.



Nico es el primer pingüino de Humboldt nacido en cautiverio a más de 2.600 metros sobre el nivel del mar, según Vele, propietario del parque zoológico Yurak Allpa, que se ubica en el sector de Tañiloma de la parroquia Tarqui. Busca que al menos tres más de su especie se reproduzcan en estas condiciones para que ingrese al libro de récords.

“Investigué y si bien no hay una categoría para un solo nacimiento, sí sería posible si hay una manada”, dijo Vele.

Las alternativas para lograr este objetivo son dos. Una es que los progenitores de Nico, su padre Bolo y su madre Eladia, tengan más crías o que, después de un año cuando él sea adulto, tenga crías con otra compañera de cautiverio, Daniela.

Bolo, Eladia y Daniela no cuentan para buscar el récord, porque ellos no nacieron en cautiverio; fueron donados por personas al zoológico cuando no pudieron cuidarlos. Ellos son provenientes del sur de Perú y Chile, su hábitat natural.

Vele asegura que ya conoce los secretos para que la reproducción llegue a feliz término. La experiencia vivida con los primeros miembros de esta especie le han permitido elaborar un plan de trabajo, donde la alimentación cumple un papel importante.

Esta familia de pingüinos se alimenta solo con corvina y atunes. Pueden comer hasta tres libras en una sola sesión, y cuatro veces al día, según Vele.

Por ahora, lo más cercano es las posibles crías de Bolo y Eladia, que entra en celo dos veces por año; la próxima será en diciembre y por lo general pone dos huevos que son cuidados por el padre principalmente.
El parque zoológico Yurak Allpa tiene la patente de legalización para cuidar y proteger animales y es un refugio para los 200 animales.




FIN DEL POST, MATARIFES