Niña de 12 años apuñala a su captor



"La pequeña niña se avalanzo sobre este pobre hombre marginado, el cual recibira subsidios por las lesiones obtenidas"

Una nena de 12 años se salvó de ser secuestrada debido a que logró defenderse de un adulto clavándole una lapicera en su rostro. La menor, cuya identidad no puede revelarse, fue sorprendida a la salida del colegio, en la la ciudad de San Rafael, provincia de Mendoza, y por el hecho la Policía busca al presunto captor.

"Me agarró del brazo para subirme al auto y yo me defendí con una lapicera que le clavé en la cara", declaró la pequeña tras el episodio. Según su relato, caminaba por la calle Santa María de Oro desde la escuela José Salas de Cuadro Nacional hacia el comedor comunitario en el que almuerza diariamente. En ese momento, un hombre desde un auto le gritó: ¡Brenda! La nena respondió que ese no era su nombre y el desconocido insistió. "Tu mamá me pidió que te lleve a tu casa".

La nena desconfió de sus sospechosas intenciones y decidió correr hacia su domicilio, pero el secuestrador se bajó del coche, un Peugeot 504 blanco, bastante deteriorado y sin patente, corrió hacia ella y trató de llevarla por la fuerza. "Yo me defendí con una lapicera que llevaba en el bolsillo, se la clavé en la cara y corrí gritando", dijo la alumna, que brindó una conferencia de prensa ayer acompañada por su mamá, de 30 años.

En su declaración manifestó además que el sujeto, de contextura delgada, la amenazó diciéndole que regresaría a buscarla.
Luego de ser asistida en el mismo comedor al que se dirigía, el hecho fue denunciado en la comisaría local. El subcomisario Pablo Domínguez, explicó: "Cuando localizamos a María (nombre ficticio) ella nos contó lo sucedido e inmediatamente comenzamos a buscar testigos ya que a esa hora hay mucha gente. Muchos vieron el auto. Todos pensaron que había atropellado a la niña y por eso escapaba".


La causa, a cargo de la jueza del Primer Juzgado de Instrucción Paula Arana, se investiga con el sumario número 667 como averiguación de privación ilegal de la libertad en grado de tentativa. El jefe de la Distrital Sur, Hugo Lucero, sostuvo en diálogo con la prensa local que se trabaja intensamente en la localización del vehículo o del hombre con las señas aportadas por la niña, pero hasta el momento no hubo resultados. Se sospecha que el agresor ni siquiera es vecino de la zona, porque no existen vehículos con esas características, aunque no se ha descartado todavía ninguna hipótesis, informó el diario Uno.