Niña volvió a caminar y conoció a Abel Pintos






Yoyoca y Abel Pintos cantaron a dúo “La llave”




La niña africana cumplió su sueño de conocer al artista en Alta Gracia. En noviembre, le colocaron prótesis y volvió a caminar.





Yoyoca cumplió uno de sus sueños: conocer a Abel Pintos. Antes, estuvo en Jesús María y Cosquín, pero no pudo encontrarse con el artista más convocante de los últimos festivales. En Alta Gracia lo logró, tras la conferencia de prensa en el marco de la Fiesta de Colectividades. “Lo que más me gustó fue cantar con él la canción La llave ”, dijo entre risitas avergonzadas después de conocer a su ídolo.

Yoyoca tiene 11 años. Ayer se mezcló entre los periodistas ansiosos por preguntar a Abel Pintos detalles de su gira y su nuevo disco. Ella posó y sonrió con sus blancos dientes. Caminó y miró a través del vidrio del segundo piso donde se realizaba la conferencia. Yoyoca pudo caminar y se notó que lo disfruta.

Cuando llegó al país desde Mozambique no podía hacerlo. Un accidente doméstico en su casa le quemó sus pies. “Ella dice que su sueño, el principal, es correr”, comentó Silvia Somaini, la tutora de la pequeña en Argentina.

La niña ensayó su encuentro con su ídolo. Y le recordó que “no se olvide de las fotos”. Antes de ver a Abel le dijo a este diario que aprendió castellano hace poco y que, al principio, no entendía las canciones del cantante. “Después aprendí las letras como la de La llave, Sueño dorado, No me olvides ”, enumeró la pequeña.

Con su familia argentina estuvieron en los primeros asientos en la conferencia de prensa, por expresa orden de Abel. Yoyoca se preparó con papel y lápiz para hacerle una pregunta en la conferencia también, pero llegada la hora no se animó.

Yoyoca cumplió su sueño: conoció a Abel Pintos y pudo contarle todas las cosas que sus canciones despertaron en ella. El acuerdo fue que el encuentro se diera sin la presencia de la prensa, por pedido de Pintos.






El encuentro

Y así fue. Sólo Abel, Yoyoca y sus tutores. “A mí me emociona porque ella soñaba tanto con ese encuentro, esperaba encontrarlo en Jesús María y se dio por fin hoy. Se despertó con un sonrisa, y dijo hoy es un día muy lindo porque lo voy a ver. Ahora la veo muy feliz a ella, y me emociono”, destacó su tutora Silvia.

Yoyoca revisó las fotos y caminaba nerviosa entre la gente. Abrazó a su tutor y le contó que cantó con Abel. Los tres se emocionaron.

En la vida de Yoyoca ahora vienen otros pasos.

“Ya está caminando sola sin andador, que se acostumbre a ellos que aprenda a correr con los pies nuevos”, explicó su tutora. Consultada de cómo se sentía después del encuentro, Yoyoca dijo, simplemente,: “Estoy feliz”.