Canales populares

Niño no quiso hacer la tarea y el padre lo crucificó



Niño no quiso hacer la tarea y el padre lo crucificó




Fueron los mismos vecinos quienes alertaron a la policía de la brutal situación y subieron la impactante fotografía a redes sociales.

El debate que surge en torno a las tareas que son asignadas a los niños en horarios extra curriculares ha sido múltiple y se ha expandido a nivel mundial. Mientras que algunos piensan que es irrisorio que los alumnos deban cumplir con asignaciones luego de haber pasado más de 8 horas al día en la escuela, hay quienes aseguran que de esta forma su desarrollo cognitivo continúa en funcionamiento.




A pesar de que el verdadero propósito de las tareas sea incentivar el desarrollo intelectual de los niños, lo cierto es que a través de la recreación y el tiempo libre, éstos pueden ser estimulados de la misma forma. Dejando de lado los aparatos electrónicos, los niños aprender a relacionarse y experimentan sus primeras decisiones que ayudan a forjar su carácter.

Debido a la gran cantidad de responsabilidades con las que deben lidiar los niños al llegar a casa, el proceso suele tornarse una verdadera pesadilla para los padres, quienes deben forzarlos a cumplir con sus deberes. Y es que aún cuando estemos en desacuerdo con esta realidad, los niños y sus padres no tienen ni voz, ni voto en este tipo de asuntos.



Esto bien lo sabe un padre que reside en el sur de China y quien en estos días está dando mucho de qué hablar. Luego de que su pequeño hijo de 10 años se rehusara a hacer su tarea, él decidió tomar una extrema y cruel decisión con el fin de concientizar a su hijo sobre la importancia de cumplir con los deberes escolares. El padre, quien fue cuestionado duramente por sus vecinos, crucificó a su hijo, forzándolo a arrodillarse con los brazos extendidos sobre una cruz de madera.



El padre pensó que la humillación pública incentivaría a su hijo, por lo que lo amarró con cinta adhesiva a una cruz de madera que ubicó a las afueras del local en donde vende verduras por horas para que todos pudieran verlo. Fueron los mismos vecinos quienes alertaron a la policía local de la brutal situación y subieron la impactante fotografía a redes sociales.



De acuerdo a lo relatado por los vecinos, los profesores manifestaron que el niño tampoco estaba haciendo las tareas en la escuela, por lo que el padre quiso castigarlo de la forma más notoria posible, y quien también acusó a los vecinos de divulgar la imagen sin su previo consentimiento, afirmando que la medida fue sólo un juego.

Tras el peculiar incidente, no existe claridad si personal policial acudió finalmente al lugar de los hechos o inició una investigación en contra del padre.



¿Qué opinión te merece este caso? ¿El padre debiese ser sancionado?


0No hay comentarios