Check the new version here

Popular channels

No descartan más casos de ébola en EE. UU.



La primera persona diagnosticada con virus del Ébola en Estados Unidos arribó a Dallas (Texas) desde Liberia el 20 de septiembre, donde se infectó; se sintió enferma cuatro días después, consultó a los dos días y solo fue aislada el 28 de septiembre.

Durante ese periodo esta persona, cuya identidad se mantiene en reserva, pudo entrar en contacto directo con decenas de ciudadanos de su entorno social, laboral y familiar, lo cual tiene preocupadas a las autoridades de salud de Estados Unidos.

Tom Frieden, director de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC), advirtió que a estas alturas “no es imposible que pueda haber más casos asociados a este paciente en las próximas semanas; no tengo ninguna duda de que vamos a contener esto”. (Vea acá: Los dilemas éticos que genera el afán de una vacuna contra el ébola)

Tras las pruebas de laboratorio, las autoridades comenzaron a identificar los contactos cercanos de esta persona para hacerles seguimiento durante 21 días, pues el periodo de incubación de este virus oscila entre los 2 y los 21 días.

“El ébola puede dar miedo, pero hay una gran diferencia en el mundo entre Estados Unidos y partes de África, donde el ébola se está extendiendo. Tenemos un fuerte sistema salud y profesionales que se asegurarán de que este caso no amenace a nuestras comunidades”, aseguró Frieden.

En un comunicado emitido este martes en la tarde, los CDC afirmaron que el afectado no mostró síntomas de la enfermedad en los vuelos procedentes de África Occidental, razón por la cual no recomendó seguimiento a las personas que volaron en los mismos aviones con él. Los CDC insistieron en que el ébola solo es contagioso si la persona está experimentando síntomas activos.

Pese a eso, reconocen que incluso un solo caso de ébola diagnosticado en Estados Unidos plantea preocupaciones. Y no es para menos, dadas las características de transmisión del virus a través de los fluidos corporales (saliva, sudor, lágrimas, orina y materia fecal), está abierta la posibilidad de que, en efecto, pudieran contagiarse otras personas.

El brote de ébola, que afecta a varios países de África Occidental, ha enfermado a 6.200 personas y matado a más de 3.091, lo que lo convierte en el peor de toda la historia. Recientemente, la presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, lanzó un dramático pedido de auxilio ante la incontrolable expansión de este virus en su territorio, que tiene en riesgo la estabilidad nacional.















0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New