Check the new version here

Popular channels

Nocioni: "No se gana sólo con el talento; hay que dejar el..



Nocioni: "No se gana sólo con el talento; hay que dejar el corazón"

Un inexplicable silencio en el micro que transporta a los campeones de la Euroliga ayuda a escuchar con claridad las palabras de Andrés Nocioni. El tono, la rapidez al hablar y una honestidad sin frases hechas delatan la emoción de Chapu. El Chapu de la gente. El corazón de la Selección y de Real Madrid. El Jugador Más Valioso del cuadrangular final del torneo europeo. La bestia rock del básquetbol argentino. Falta poco para llegar al festejo en la Cibeles luego del triunfo decisivo ante Olympiacos por 78-59 en la capital española y comienza el diálogo.

-Más allá del título, ser el Jugador Más Valioso a los 35 años no se puede tomar como algo liviano. ¿Cómo te pega semejante logro?

-Estoy satisfecho y muy contento por vivir esta situación. Yo quería buscar un equipo que me permitiera tratar de luchar por ser campeón de Europa. Pero ganarla así y encima ser el Jugador Más Valioso... Es un enorme orgullo y lo voy a disfrutar.

-En el Madrid estás rodeado de estrellas y todos ellos te iban a buscar en cada rebote o tapón que metías. O se levantaban del banco. No es fácil lograr semejante respeto...

-Es muy difícil no esforzarse cuando ves que todos se esfuerzan. Traté de no conformarme y de aportar esa fuerza y ese empuje. Y es cierto que me sorprendí por la motivación y la energía que tuve.

-¿Hasta vos te sorprendés?

-No sabía que aún me quedaban esta fuerza y esta energía en mi cuerpo. Pero, claro, la motivación era nada menos que ser campeón de Europa. Y saqué la energía de donde pude (risas).

-Jugaste lesionado en la Selección y sos un habitué en dejar el alma en partidos importantes...

-Sí, no es nuevo para mí. Trato de dar esta fuerza y de dejar todo en la cancha. Y en la Euroliga el equipo fue más grande gracias a mí. Siempre busco aportar el corazón y la fuerza que un equipo necesita. No se gana sólo con el talento. Hay que dejar el corazón.

-¿Cómo viviste esta consagración junto a Facundo Campazzo?

-Fue todo muy fuerte, porque hemos vivido un año de manera diferente. Hemos sufrido, cada cual a su manera (el base no ingresó durante el cuadrangular final). Yo pasé malos momentos en alguna parte del año. Y me he llegado a preguntar si estaba preparado para este nivel y para rendirle a este equipo y ayudarlo. Por eso ese abrazo y ese beso con Facu (se dieron un "piquito" ante el pedido del periodismo en el vestuario).

-¿Por qué te preguntaste si estarías a la altura?

-Es que hay días en los que a esta edad te levantás y te llenás de preguntas. Cada vez cuesta más prepararse para un partido; ya lo dijo Manu (Ginóbili). Hay días o mañanas en las que pensás si estás preparado para esto. Con estos dos partidos en la Euroliga, he dejado claro que tengo corazón.

-¿Qué sentiste cuando te dieron el premio al Jugador Más Valioso (12 puntos, 7 rebotes y 2 tapas), estando al lado del rey de España y con miles de hinchas aclamándote como el mejor?

-Fue increíble. Inexplicable. Diez mil personas cantaban "¡MVP!". Lo había vivido en Chicago, con los Bulls, pero ni siquiera pasamos una primera ronda de playoff en la NBA. Fue totalmente raro escuchar ese grito de 10.000 hinchas. Sobre todo por mi edad (risas). Yo me podía ver como campeón de Europa, pero ser el mejor o el que más pudo aportar para el título en la Euroliga. ¡Ufff!

-Nada se compara con ser campeón olímpico, lógicamente, pero... ¿en qué pedestal ubicás a este título y a ser el Jugador Más Valioso?

-A nivel clubes, obviamente es lo mejor que me pasó en mi carrera y lo mejor que me pudo haber pasado en mi vida. Todos los títulos son diferentes, porque las Copas del Rey también las disfruté (ganó tres, en 2002, 2004 y 2015). Pero por mi edad y por el paso que di al irme de un club donde era muy querido (Baskonia), esto es especial. Necesitaba salir a buscar algo diferente para volver a ponerme en una situación de estrés y de presión. Me salió bien, je. Ahora se cuenta todo muy lindo, pero tenía mucha indecisión. Y eso hoy lo vivo con mucho orgullo.

-¿Jugarás el Preolímpico de México con la Selección?

-Todavía lo tengo que pensar. Hablé con Sergio y no le dije que no. Hay esperanza. Obviamente, tengo que esperar a ver qué pasa. No es fácil que el cuerpo llegue bien. Primero hay que descansar y hay que bajar un cambio. Tendré que pensarlo. Pero tengo ganas de jugar con la Selección.



-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

EL NUMERO

5

Son los argentinos que se consagraron campeones de la Euroliga: Hugo Sconochini (1998), Emanuel Ginóbili (2001), Juan Ignacio Sánchez (2002), Andrés Nocioni y Facundo Campazzo.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Elogiado por sus compañeros

Jugar en Real Madrid es ser parte de un equipo de estrellas, como los españoles Rudy Fernández, Felipe Reyes, Sergio Rodríguez y Sergio Llull. Los tres primeros fueron campeones mundiales en Japón 2006, los dos primeros ganaron la medalla de plata olímpica en Beijing 2008 y los cuatro se colgaron la plata olímpica de Londres 2012. Por eso los elogios de ellos hacia Andrés Nocioni tienen un valor de peso.

“Aparte de un grandísimo jugador, Chapu es una bellísima persona. En los días importantes, ha sabido dar un paso adelante con su veteranía. Esa fuerza que tiene en la cancha nos hace a todos tener más confianza’’, comentó Fernández. “Es adrenalina pura y con su salto de calidad nos dio la agresividad que nos faltaba”, dijo Llull. Y el entrenador Pablo Laso resumió la principal virtud del argentino: “Quizás sea su corazón”.

0
0
0
0No comments yet