Popular channels

Nueva York se emocionó con el juego de los extremos

Abierto de los Estados Unidos
Estrella Burgos, con 34 años, se convirtió en el primer dominicano en ganar un partido en un Grand Slam. Más tarde, la quinceañera Bellis sorprendió al eliminar a Cibulkova.




El juego de los extremos se hizo presente en el Abierto de los Estados Unidos, donde dos debutantes causaron gran impacto. Por un lado, Víctor Estrella Burgos, de 34 años, se convirtió hoy en el primer dominicano que gana un partido en un torneo de Grand Slam al imponerse al holandés Igor Sijsling por 2-6, 6-4, 6-3 y 6-2. Por el otro, la estadounidense Catherine Bellis, con apenas 15 abriles, sacudio el complejo de Flushing Meadows al eliminar a la eslovaca Dominika Cibulkova en primera ronda.

"No estoy soñando porque he trabajado mucho para llegar hasta aquí, pero es el mejor año de mi vida", dijo Estrella Burgos al término del primer partido de su carrera en Flushing Meadows. Admitió además que comenzó "un poco nervioso" y "muy lento" por ver a tantos dominicanos en las tribunas, a quienes agradeció el "gran apoyo".

Fue, en todo caso, un encuentro "bastante complicado" durante la primera parte, hasta que consiguió el quiebre en la segunda manga, y a partir de ahí elevó su nivel hasta colocarse en el cuarto set con un cómodo 5-2 y un primer punto de partido.

"La verdad no escuché cuando el línea llamó 'out' y por eso me fui corriendo a saludar (al rival)", explicó sobre la confusión que se vivió tras esa primera bola de partido, con un 40-0 a su favor y una pelota que terminó fuera.

Al escuchar al juez, Estrella pensó que no le podía estar ocurriendo eso, y admitió que dudó porque "la cabeza juega un poco en contra" en situaciones así, hasta que logró el 'match point'.

"Me siento como si hubiera ganado el partido dos veces", dijo el tenista, que se enfrentará en segunda ronda al joven croata Borna Coric, quien eliminó hoy con comodidad al checo Lukas Rosol. Pase lo que pase ese día, entrar en el cuadro principal del Abierto supone un hito en la historia del tenis dominicano y aunque asegura que en su país "todavía" no le paran por la calle, cree que ha abierto "muchas puertas" para la próximas generaciones.

"Me siento adaptado al nivel de ATP y espero seguir estándolo", añadió Estrella Burgos, quien reparte su tiempo entre su República Dominicana natal y Boca Ratón (Florida) y que insistió en que está en el Abierto porque ha trabajado mucho en los últimos años.

En el otro extremo aparece la pequeña gran historia de Bellis, que figura 1.208 en el ranking mundial de la WTA y se impuso 6-1, 4-6 y 6-4 a la experimentada Cibulkova, duodécima de la clasificación y finalista del Abierto de Australia ocho meses atrás.

Hacía 18 años que una jugadora tan joven no ganaba un partido en el Abierto de Estados Unidos. El caso similar más cercano es el de la rusa Anna Kournikova en 1996. "Llegué al partido pensando en que iba a ser una gran experiencia, pero nunca pensé que saldría como ganadora", confesó Bellis, que jugó hoy su primer partido en el circuito mayor de la WTA.

Bellis obtuvo un wild card (invitación especial) para jugar el US Open tras ganar el campeonato juvenil sub-18 estadounidense, y hasta hoy no se había medido a ninguna jugadora de las cien mejores del mundo. La próxima rival de Bellis será la kazaja Zarina Diyas, vencedora hoy por 6-1 y 6-2 de la ucraniana Lesia Tsurenko. "Sé que algunos de mis amigos estaban twitteando hoy con 'hashtags' como 'baja a Cibulkova' o algo así", dijo entre risas la estadounidense.

"Me siento maravillosamente, estoy aún sin palabras, shockeada por el partido", reconoció la adolescente, que se aseguró 60.000 dólares por su pase a la segunda ronda.

"Seguiré siendo una aficionada, quiero mantener mi plan de ir a la universidad por si me lesiono o pasa algo. Pero claro que me encantaría ser profesional algún día".
0
0
0
0No comments yet