Check the new version here

Popular channels

Nuevo atropello K a la Justicia



Desplazaron a la cúpula de auditores del Consejo de la Magistratura, integrada por la oposición, y nombraron a referentes del oficialismo. Denuncian que presionarán a los jueces que investigan al poder. Otro golpe al sistema republicano

En un nuevo capítulo de la intromisión del poder Ejecutivo en los órganos que dependen del poder judicial, el kirchnerismo concretó ayer algo que se sospechaba: en el Consejo de la Magistratura de la Nación apartó al jefe del Cuerpo de Auditores del Poder Judicial de la Nación, el radical Jorge Meydac, y en su lugar nombró a la abogada Ingrid Jorgensen, quien había llegado al organismo como asesora del diputado oficialista Carlos Kunkel.

La decisión fue adoptada con los votos de los seis representantes del oficialismo y de la jueza Gabriela Vázquez -presidenta del cuerpo-, una aliada del kirchnerismo en todas las decisiones importantes, y con la oposición de los otros dos jueces, los representantes del radicalismo y los abogados, que calificaron al hecho como un "golpe institucional".

El abogado constitucionalista Daniel Sabsay, en diálogo con Hoy dijo que “evidentemente, conociendo las características de este gobierno, si cambian los auditores va a ser para apretar a los jueces. Los magistrados se van a sentir presionados. Se trata de un nuevo atropello”.

El Cuerpo de Auditores es el organismo encargado de realizar auditorías y controles sobre el trabajo de los jueces y el propio Consejo. El kirchnerismo denunció que sus autoridades no estaban trabajando y la oposición dijo que no presentaron ninguna prueba para sostener esa afirmación.




La nueva “jefa”, egresada de la UNLP

Jorgensen llegó al Consejo en 2005 de la mano del diputado Kunkel, cuando estuvo en el organismo en representación del kirchnerismo. Recibida de abogada en 1995 en la Universidad Nacional de La Plata, pasó a ser secretaria interina de la Comisión de Selección del Consejo cuando Kunkel dejó el organismo hasta ayer, que pasó a encabezar el Cuerpo de Auditores. El representante académico Jorge Candis tomó la palabra en el plenario del Consejo de ayer y sostuvo que Meylac y el auditor Luis Molinari Romero no estaban cumpliendo su trabajo.

Así, con los votos de Candis, Vázquez, los diputados del Frente para la Victoria Héctor Recalde y Anabel Fernández Sagasti, los senadores oficialistas Pablo González y Ruperto Godoy y el representante del Poder Ejecutivo, Julián Alvarez, fueron apartados Meylac y Molinari Romero.




Una renuncia por ética

La decisión también trajo como consecuencia la renuncia del auditor José Luis Piveta, quien alegó que había llegado al Cuerpo de Auditores con Meylac y Molinari Romero para formar un equipo y que su apartamiento también obligaba a su partida.

También con los votos del kirchnerismo fue designada Jorgensen, quien juró apenas finalizó el plenario y ya está en funciones.

La decisión tuvo el voto en contra de los radicales Angel Rozas y Gustavo Valdés, los jueces Luis María Cabral y Leónidas Moldes y los abogados Miguel Piedecasas y Adriana Donato. La oposición alegó que el oficialismo no presentó ningún fundamento ni motivo para remover a los auditores.




Sanz: “Conformaron una Gestapo para extorsionar a magistrados”

El presidente de la Unión Cívica Radical, Ernesto Sanz, denunció ayer que "La Cámpora tomó por asalto la Auditoría del Poder Judicial", a fin de "convertirla en una espacio de Gestapo para perseguir y extorsionar a los jueces que no se someten al gobierno".

El senador nacional señaló que con ese propósito, la agrupación kirchnerista se dio la tarea de desplazar "sin ningún argumento y de prepo a todos los auditores actuales que habían sido designados en el año 2010 por unanimidad y que representaban a todos los estamentos del Consejo".

El líder radical aseguró que en lugar de los jueces desplazados "nombrarán militantes que, a través de auditorías truchas, acosarán a aquellos jueces que osen investigar al poder".




“Fuimos testigos de un golpe institucional”

El cuerpo de auditores tiene dependencia del Consejo de la Magistratura y estaba conformado desde el 2010 y hoy (por ayer) lo han cambiado unilateralmente e inconsultamente en una sesión con siete votos contra seis.

Nosotros consideramos que lo hicieron sin ningún tipo de causal, de hecho acusaron al cuerpo de auditores de que no cumplían debidamente con su labor y han cambiado a tres de los cinco miembros y designaron a un cuarto que era un lugar vacante.

Y esto tiene como consecuencia que van a tener a todos los jueces de la nación bajo auditoría y van a trabajar de manera uniforme, van a comenzar a auditar a todos los juzgados de la república. Es como poner a la justicia argentina en el banquillo de los acusados.

Creo que se ha conformado una policía de control para amedrentar jueces, para presionarlos para que fallen en tal o cual sentido y después someterlos al escarnio público.

Al oficialismo solo le interesa la justicia que falla a favor de ellos, que encubre a aquellos delitos en los que son acusados funcionarios como Cristina Fernández o Amado Boudou. Entonces este tipo de cosas son las que destruyen el sistema republicano, avasallan la justicia, e indudablemente está avalado por el gobierno nacional.

Podremos recurrir a la justicia por este desplazamiento pero es complicado que un juez falle en contra del Consejo de la Magistratura. Estamos ante un nuevo capítulo de intromisión a la justicia nacional, donde no hay estabilidad, donde no hay seguridad, donde los jueces son sometidos a presiones para tratar de lograr impunidad para los funcionarios de turno.

Dicen que los funcionarios no desempeñaban su tarea pero en este Consejo de la Magistratura duerme el sueño de los justos el plan remitido por los auditores para llevar adelante auditorías en los tribunales donde se tramitan las causas de narcotráfico.

Esto fue un golpe institucional porque el Gobierno avanzó sobre un órgano clave barriendo con la calidad institucional en la República Argentina.




0No comments yet
      GIF
      New