Popular channels

Nuevo Intento de Entrada Masiva a Melilla

Cientos de inmigrantes de origen subsahariano han protagonizado un nuevo intento de entrada masivo a Melilla a través de la valla fronteriza con Marruecos. Según han informado fuentes policiales, la tentativa se ha producido por la zona conocida como Villa Pilar, muy próxima al aeropuerto, donde hay un fuerte despliegue policial a ambos lados del vallado.




Decenas de inmigrantes subsaharianos se han quedado encaramados a la valla esperando conseguir lo mismo que los 50 hombres que el martes estuvieron horas subidos y acabaron entrando a Melilla y siendo llevados al Centro de Internamiento.

Cinco horas después del asalto de este miércoles, cerca de 80 inmigrantes permanecían encaramados a la valla. A mediodía, dos de ellos han descendido por una de las escaleras colocadas por la Guardia Civil y, posteriormente, han sido entregados a las autoridades marroquíes por una de las puertas de acceso. El resto sigue subido en la parte alta del vallado.

Intento protagonizado por 600 inmigrantes

Este grupo formaba parte de otro más numeroso, de unos 600, que sobre las 4.30 horas ha protagonizado un intento de entrada a la carrera, han señalado fuentes policiales. Poco después, un segundo grupo formado por decenas de subsaharianos se ha dirigido a una zona más al sur del perímetro, primero a Barrio Chino y, posteriormente, al puesto fronterizo de Beni Enzar, el principal de los cuatro que existen entre la ciudad y Marruecos, que ha tenido que ser cerrado durante unos minutos.

Al menos cinco inmigrantes han tenido que recibir asistencia sanitaria por parte de Cruz Roja, que los ha trasladado al hospital.

Pese a la presencia de agentes en la zona marroquí, decenas de subsaharianos han conseguido llegar a la valla y, al menos, un centenar de ellos se han encaramado a ella y, por el momento, se desconoce si alguno ha conseguido acceder a la ciudad. Los inmigrantes se han aproximado a la valla al grito de "bosa, bosa" ("libertad, libertad" ) .

Desde la zona comprendida entre la primera y la segunda verja, algunos han reclamado la presencia de la Policía y de la prensa, sin embargo, la Guardia Civil y la Policía han cortado el acceso a la zona y han desalojado a los medios de comunicación.

La zona permanece cortada al tráfico, por lo que no se puede circular por la carretera de circunvalación, que discurre paralela al perímetro.

Melilla registró el martes tres intentos de entrada, protagonizado por unos 750 subsaharianos, de los que alrededor de 80 consiguieron acceder a la ciudad.
0
0
0
0No comments yet