Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
Obama incumple su promesa y no acometerá la reforma migratoria antes de los comicios de noviembre



La Casa Blanca ha informado este sábado de que el presidente Barack Obama no impulsará medidas para solucionar el problema de la inmigración ilegal en el país hasta después de las elecciones legislativas de noviembre, con lo que el mandatario no cumplirá la promesa que hizo en el mes de junio.



La presión por parte de varios senadores demócratas, que temen que podrían perder su asiento en los comicios y ceder el dominio a los republicanos en la Cámara Alta si Obama no maneja adecuadamente el problema relacionado con los 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en el país, acabaron por hacer que el mandatario pospusiera las reformas, según apuntaron medios como 'The New York Times' o 'The Washington Post'.



Mientras la decisión de Obama habrá complacido a miembros de su partido, que temían perder en estados del sur donde el presidente no es popular ni la reforma migratoria no se ve como algo urgente, no ha sido así con las asociaciones de inmigrantes, que decepcionadas y furiosas llegaron a calificar a Obama de "traidor".



"El presidente Obama ha vuelto otra vez a dar esperanzas a las familias inmigrantes de todo el país para luego quitárselas", ha expresado a través de un comunicado Javier H. Valdés, codirector ejecutivo de la asociación de Nueva York en defensa de los derechos de los inmigrantes Make the Road y que está formada por 15.000 miembros.

Para la organización, la decisión de Obama se traducirá en "miles de deportaciones". "Lamentablemente, ya no nos sorprende esta nueva decepción", ha señalado Valdés.



El presidente demócrata prometió el pasado 30 de junio pasado que, ante la parálisis que hay en el Congreso, de mayoría republicana, para sacar adelante la reforma migratoria, iba a aprobar por su cuenta varias medidas antes del final de verano.

Según la Casa Blanca, Obama ahora tiene previsto llevar a cabo las medidas antes de final de este año. Aunque se desconoce las acciones que emprendería, entre las opciones que se barajan se encuentra la de ampliar un programa de visados de trabajo para inmigrantes ilegales que les permitiría trabajar y vivir en el país indefinidamente.

Desde que Obama asumió la presidencia del país, el número de deportaciones ha aumentado de manera considerable, provocando la separación de familias. El mandatario ha defendido que para solucionar el problema de las deportaciones la única solución es que el Congreso, en la actualidad fuertemente dividido entre demócratas y republicanos, apruebe la esperada reforma migratoria.