About Taringa!

Popular channels

Obama ningunea a Cristina Kirchner

USA ningunea a Cristina: "Sus expresiones no se pueden tomar en serio"


Se acabó la 'buena onda' entre Cristina y Obama, que ni siquiera replica las acusaciones de la presidente.





Tras las fuertes acusaciones de Cristina Fernández a la administración de Barack Obama, victimizándose y diciendo, inclusive, que si le "pasa algo" miremos "hacia el Norte", el gobierno estadounidense ni siquiera respondió formalmente, demostrando el poco interés que le dio a estas palabras. Pero ahora, voceros del Departamento de Estado aseguraron que "las expresiones de la presidenta Cristina Kirchner del pasado 30 de septiembre son tan inverosímiles que no se pueden tomar en serio".


Aún no hubo réplica oficial del Gobierno de Estados Unidos (y seguramente no la habrá, muestra de la poca importancia que le han dado a las palabras de la mandataria argentina) pero fuentes del Departamento de Estado norteamericano se encargaron de desestimar las acusaciones lanzadas por Cristina Fernández a la administración de Barack Obama, dejando en claro que no toman "en serio" a la mandataria argentina.

"Las expresiones de la presidenta Cristina Kirchner del pasado 30 de septiembre son tan inverosímiles que no se pueden tomar en serio", dijeron voceros de Obama a La Nación, cuando se les consultó sobre el mensaje que dirigió la presidente el pasado martes, cuando dirigió serios reproches y acusaciones hacia dicho gobierno.

En ese sentido, explicaron que la alerta de seguridad para viajeros norteamericanos que emitió la embajada en Buenos Aires y que la presidente calificó como una "provocación", constituye un mensaje de "rutina", similar a los que produce en otras partes del mundo.

Recordemos que en su extenso mensaje del martes por la noche, Cristina habló de "provocación", "maniobras desestabilizadoras" e incluso, deslizó la posibilidad de que se estuviera gestando aquí un ataque contra su integridad personal.

"Si me pasa algo, que nadie mire hacia Oriente, que mire hacia el Norte", dijo la presidente, en medio de sus reproches a la administración de Obama (ver nota relacionada).

En la misma ocasión apuntó contra la embajada de Estados Unidos en Buenos Aires por el alerta de seguridad para ciudadanos que visiten nuestro país.

"Seguramente, el señor que redactó eso dijo «ahora la provoco y la hago enojar»", dijo la mandataria, en alusión a Kevin Sullivan, el encargado de negocios y máximo responsable de esa delegación.

También apuntó contra el juez neoyorquino Thomas Griesa, el autor del fallo a favor de los holdouts: "no soy ingenua, todo esto no es casual. Es una provocación en la que no voy a caer", dijo.

Tras dos días silencio, voceros del Departamento de Estado, en diálogo con La Nación, tuvieron breves aunque contundentes comentarios sobre lo ocurrido y, en primer término, dejaron en claro la intención del gobierno norteamericano de tener "una relación fuerte" con la Argentina.

Consideraron también que una Argentina próspera es beneficiosa para sus ciudadanos y para la comunidad internacional en general, como así también de los Estados Unidos.

"Las declaraciones de la presidenta del pasado día 30 sobre el gobierno norteamericano son tan inverosímiles que no pueden tomarse seriamente", añadieron.

Aseguraron, además, que el mensaje de seguridad, que la presidenta calificó de "provocación", constituye una "alerta para ciudadanos norteamericanos", similar a otras tantas producidas en otros países del mundo.
0No comments yet