About Taringa!

Popular channels

Obama pidio disculpas

Obama pidió disculpas públicas por andar mirando ojetes de pendejas y anunció que iniciará una terapia para des-sapocacerizarse

El presidente de todos los seres humanos, Mario Barackus Obama, finalmente debió salir a pedir disculpas públicas por andar mirando ojetes de pendejas del Tercer Mundo, y prometió iniciar esta misma semana una terapia de des-sapocacerización.

"He tenido una actitud impropia; lo admito y pido disculpas por ello al pueblo americano y a mi amada, ooooh sí, amada familia", comenzó diciendo Mister President, quien ya venía siendo acusado de obligar a cuatro becarias de la Casa Blanca de vestirse de Lizza Simpson para mantener relaciones sexuales con él.

Días atrás, en la cumbre del Grupo de los 8, Obama estuvo tildado 85 minutos mirando el orto de una garota de 17 años que había llevado el presidente de Brasil para un trabajo encomendado por Unicef, que busca demostrar que la capa de ozono se fortalece si los presidentes se clavan a adolescentes.

La foto de Obama empapando de baba el suelo mientras cogía con la mirada el culo de la chica de Lula recorrió el mundo, y le generó un enérgico pedido de explicaciones de su esposa. "¡No me digas que te gusta esa negra!", le espetó Michelle Obama.

Pero lo más vergonzoso fue que a la primera dama nortemaericana llegaron fotos no publicadas por los medios, en las que se ve a Obama poniéndose detrás de la chica, a un metro de distancia, y haciéndole el típico gesto de cogérsela en el aire, mientras a su lado Sarkozy sacude el puño en señal de "está para bombearla hasta volverte aserrín".

En otra foto, la joven está en la cena de gala esperando que le sirvan un jugo en la barra, mientras Obama está detrás, en cuatro patas, oliéndole el traste como si fuera un perro buscando tener cachorritos. Finalmente, en otra imagen, la chica toma sol, acostada de espaldas sobre un reposera al borde de la piscina, y sin que ella lo vea, Obama se para sobre ella, poniendo las piernas a un lado y otro de la reposera, mientras hace oscilar la garompa, como si fuera un péndulo, sobre la pandorga de la República Federativa del Brasil.
[Foto carnet tomada por Sapo Cáceres.]

Foto carnet tomada por Sapo Cáceres.

Como acostumbran a hacer los gobernantes estadounidenses cada vez que tienen una erección, Obama también optó por llamar a la prensa y llorar ante las cámaras de todo el mundo. "Pido perdón a Michelle, al pueblo norteamericano, a la nación brasileña y a los padres de la chica del orto maravilloso", expuso, con lágrimas prácticamente reales en los ojos. De reojo, vio el pan dulce de Karina Mazzoco, enviada a la conferencia por el Canal 13 de Buenos Aires.

"No es una excusa, pero sufro de sapocacéresis terminal, y esta misma semana iniciaré un tratamiento", agregó Barackus, tomado de la mano de Michelle, quien, como también se estila en estos casos, tuvo que poner cara de "no me pude haber casado con un pelotudo mayor, pero bué, por lo menos tengo chofer".

La sapocacéresis es una adicción a las fotos de culos que el fotógrafo chaqueño Marcelo "Sapo" Cáceres publica en diario Norte los sábados, o en los suplementos de verano. En algunas condiciones, la persona no puede dejar de ver trastes, aunque se trate de la parte trasera de animales o automóviles. La sapocacéresis terminal es cuando el enfermo llega a un punto en que ya se termina encima.

El tratamiento varía, ya que hay diversas teorías sobre cómo abordar la enfermedad. Pero en general, lo que se hace es mantener al paciente varios meses rodeado de mujeres en tetas y con pantalones de astronauta. Así, poco a poco, se logra que el enfermo muera por Pamela Anderson y no por Jessica Cirio.

[Sapo cuando era bebé.]

Sapo cuando era bebé.
En los Estados Unidos, la lucha contra la sapocacéresis es una cuestión de seguridad nacional. "En nuestro país hay una carencia casi total de culos espléndidos, quién sabe por qué desgracia de la natureleza. Prácticamente los únicos que tenemos son los de Natalie Portman y Erika Eleniak, y después pará de contar", dijo a AN el especialista Jeremy Parks, autor del libro "La caza del Ojete Rojo", una historia de suspenso que se basa, justamente, en los estragos que causa un culo ruso en la institucionalidad yanqui.

Parks dice que "en cambio, las reservas culíferas del Tercer Mundo son inagotables. Lo vemos no sólo en el caso de la yegüita ésta que lo enlechizó a nuestro presidente, sino también entrando a cualquier página de minas de Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, Venezuela, etcétera. Basta con ver a Jessica Cirio, Belén Francese, Adabel Guerrero, Wanda Nara, Rocío Guirao Díaz, Carolina Peleritti, Luisana Lopilato, Julieta Prandi, Evangelina Anderson, Karina Jelinek, Alejandra Maglietti, Nicole Neumann, Sofía Zámolo, Cintia Fernández, Sabrina Ravelli, Luciana Salazar, Sabrina Rojas, Camila Velazco, Emilia Attías, Pamela David, Pampita Ardohain y otras", dijo el profesional, ya comenzando a salpicar.
0No comments yet