Obligaba a su hijo a tener relaciones con ella: Condenada

Obligaba a su hijo a tener relaciones con ella y la condenaron



Morón.Le dieron 14 años de cárcel, pero seguirá libre hasta que el fallo esté firme. La víctima tenía 11 años.

La Justicia de Morón condenó a 14 años de prisión a una mujer que había llegado a juicio acusada de haber obligado a su hijo a mantener relaciones sexuales con ella.

La madre, ahora condenada, llegó al debate en libertad, luego de una excarcelación extraordinaria con la que fue beneficiada por el Tribunal Oral en lo Criminal N° 4 de Morón, que finalmente ayer la sentenció.

Según la causa, Marisa –38 años, manicura– en 2009 obligó a su hijo por primera vez a tener relaciones cuando el chico tenía apenas 11 años, aprovechando que su marido había salido a trabajar.

La acusación sostuvo que la voluntad del menor “quedó anulada” y lo justificó en la “corta edad” del chico, en la circunstancia de “no observar a la misma como a una mujer, sino a la persona que lo protege y que lo acompaña en su desarrollo sexual”, más aún cuando el nene estaba “atravesando una etapa de transición desde la pubertad hacia la adolescencia” por lo que así “inhibió su voluntad de decidir”.

Tiempo después, la mujer se separó de su marido, quien la denunció cuando se enteró de lo que había ocurrido con el nene. El hombre fue advertido por la psicóloga del menor, dos años después del primer episodio de abuso.

El detalle de los hechos fue corroborado por peritos psicólogos, que concluyeron que el chico no fabulaba. Otro informe del Servicio Local de Protección y Promoción de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, describió que “estas situaciones abusivas provocaron un alto nivel de erotización que no pudo elaborar y lo llevaron a actuaciones sexuales que lo angustiaron y produjeron cuestionamientos acerca de su sexualidad. Ello evidencia alteraciones en su desarrollo psicosexual”.

Así, describieron que en el comportamiento del nene “se evidencia vergüenza y timidez” y que “evidencia un foco de angustia reactiva a la situación traumática vivida...”. Por eso, concluyeron que era necesario el corte del vínculo entre ellos.

Marisa fue condenada por “abuso sexual con acceso carnal agravado por resultar grave daño en la salud mental de la víctima, por ser su ascendiente y por haberse aprovechado de la situación de convivencia preexistente con el mismo, en concurso ideal con corrupción de menores agravado por la condición de guardador y exhibiciones obscenas en concurso real”.

Hasta que la sentencia quedé firme, la mujer seguirá en libertad.