Check the new version here

Popular channels

Oslo y Hamburgo serán ciudades libres de autos

Las dos ciudades lideran la tendencia a reemplazar el transporte a motor por la circulación peatonal. Para combatir la contaminación ambiental y el estrés urbano.

CIUDADES SIN AUTOS. En bici por el paseo poeturario de Oslo.

Dos ciudades del norte de Europa, Oslo y Hamburgo, lideran la tendencia a eliminar el automóvil del paisaje urbano. En el caso de la capital de Noruega, las autoridades municipales erradicarlos del centro de la ciudad para dentro de cuatro años, en 2019, mientras que en la ciudad alemana, existe un ambicioso plan para convertirla en ciudad libre de autos para dentro de casi dos décadas, en 2034.



En Oslo, que cuenta con casi 650.000 habitantes -según el último censo- y cerca de 350.000 vehículos, su Parlamento Municipal aprobó la medida el mes pasado gracias a un acuerdo entre legisladores de izquierda y verdes. "Del mismo modo que ya no es normal fumar en el interior de una casa o en un recinto público cerrado, el uso innecesario del coche en una ciudad será una reliquia del pasado", aseguró Eivind Trædal, del Partido Verde.

La decisión encontró alguna resistencia entre los comerciantes del centro -el área afectada por la iniciativa-, recelosos de que así se ahuyente a su clientela. Pero prevaleció la opinión en contrario, de que las mayores facilidades para circular atraerán a mayores cantidades de peatones y, sobre todo, turistas.

Cabe aclarar que Oslo es considerada ya la “capital mundial” de los autos eléctricos, que vienen ganando terreno gracias a los incentivos de que gozan tanto a nivel local como nacional: están exentos de IVA y del impuesto a los bienes personales, no pagan estacionamiento público ni peajes y, de yapa, tienen recarga gratis de batería.

En Hamburgo, en tanto, ya está en marcha desde hace dos años el ambicioso plan urbano Red Verde (Grünes Netz en alemán, Green Newtork en inglés), que se propone dotar a esta fría ciudad portuaria sobre el río Elba de una gran malla de caminos peatonales y bicisendas para vincular a los numerosos espacios verdes ya existentes, que de hecho ya ocupan el 40% de su superficie.


La intención, según Angelika Fritsch, vocera de la oficina municipal de Planeamiento Urbano y Medio Smbiente, es crear un “sistema integral de circulación libre de autos”, que permita para el año 2034 moverse por la ciudad sin la necesidad de usar autos, que son una de las causas más obvias de la contaminación ambiental debido al monóxido de carbono y otras sustancias poco amigables con la atmósfera que despiden los caños de escape. Pero también de los grandes embotallamientos y el estrés en la vida urbana.
0
0
0
0
0No comments yet