Popular channels

Otaku muere de hambre al no comerse un pikachu

Otaku muere de hambre al negarse a consumir comida en forma de Pikachu




La historia que conmovió todo Japón

Japón.- Natsuki Kokoro, una joven Otaku japonesa de 17 años, murió de hambre el día de ayer al negarse a ingerir la única comida que tenía a la mano. La negativa de Kokoro se debió a que los alimentos tenían la forma de Pikachu, su personaje favorito de la caricatura Pokémon.

Natsuki había ido junto con sus padres a vacacionar a una casa de descanso en las montañas, sin embargo sus papás tuvieron que regresar por 2 semanas a la ciudad y dejaron a Kokoro sola en el inmueble. Antes de irse, los padres le dieron como sorpresa una dotación suficiente de comida para todos los días en forma de la famosa caricatura que la joven tanto admiraba:

“Los padres le dejaron alimentos y dinero para que Kokoro sobreviviera, sin embargo las cosas se complicaron cuando las puertas de seguridad de la casa se activaron y la joven quedó atrapada ya que no podía recordar la contraseña. Intentó comunicarse con sus padres pero en la zona no había señal, Kokoro no tenía otra opción más que esperar a que sus progenitores regresarán de su viaje”, comentó un policía.

Según revela la investigación, Kokoro pudo sobrevivir sin complicación ya que tenía agua y alimentos suficientes, pero la chica se negó a ingerir la comida en forma de Pikachu ya que era adicta a este personaje: “Mi hija siempre iba vestida de Pikáchu a todas las convenciones Otakus, nunca se disfrazó de otro personaje, todo su cuarto lo tenía tapizado de esta caricatura y solo usaba ropa que tuviera impresa a ese mono diabólico. Nosotros le llevamos la comida como un regalo y una sorpresa, pero su obsesión terminó por matarla”, comentó llorando la madre.

Según varias cartas que dejó la joven, la chica asegura que no quería “desfigurar” la hermosa comida en forma de Pikachu, y mencionó que prefería morir antes de hacerle daño al Pókemon:

“Me estoy muriendo de hambre pero prefiero sucumbir yo a que muera mi amado Pikachu, han pasado 13 días y como los Pókemones es tiempo de evolucionar y convertirme en un ángel”, escribió la chica en su última carta antes de morir de hambre.

Al regresar de su viaje, los padres descubrieron a la joven sin vida envuelta en una botarga de Pókemon y declararon que la comida estaba echada a perder e irreconocible: “cuando llegamos la comida parecía más un Digimon que un Pokémon, fue algo horrible, al final ningún de los dos se salvó”, comentó un forense.

0
0
0
0No comments yet