Check the new version here

Popular channels

otra vez , no aprende mas

Maradona se descompensó por excesos con la comida y el alcohol, y decidieron internarlo. El no quería y tuvieron que sedarlo. "Había que ponerle freno", dijo Cahe.





La salud de Diego Armando Maradona volvió a resquebrajarse y, aunque la situación no revista la gravedad de sus internaciones anteriores, lo pone otra vez en una zona de riesgo. Desde anoche está alojado en el Sanatorio Güemes, donde ingresó a las 21.44 para hacerse exámenes complementarios con el fin de evaluar las consecuencias de la descompensación que sufrió en horas de la tarde, producto de sus desórdenes alimenticios, sus excesos con el alcohol y el tabaquismo. "Hay algunos problemas metabólicos con la alimentación que, bajo estrés, no me gustaban y no tienen nada que ver con su antigua adicción que por suerte la sigue peleando muy bien. Pero era necesario ponerle un freno para no pisar el palito e irnos al demonio", le dijo el médico personal de Maradona, Alfredo Cahe, a Olé. Y agregó: "Está en una sala común del piso 13 (la 1302), bajo la supervisión del doctor Mario Lugones, un profesional de mi entera confianza, y su salida dependerá de los resultados que arrojen los estudios que le realizaremos".

La primera reacción de las autoridades del Güemes fue despegar la internación del Diez de su vieja adicción a la cocaína. Y en el escueto parte médico que entregaron, así lo hicieron constar: "El paciente Diego Armando Maradona ha ingresado al sanatorio para la realización de estudios complementarios debido a una descompensación que surgiera en el día de hoy. La misma no esta relacionada con la adicción a drogas peligrosas".

Diego sufrió la descompensación en una quinta que alquiló en Ezeiza. Llamó al doctor Cahe, quien inmediatamente comenzó a moverse para tratar de conseguir un lugar para internarlo porque en los últimos días ya venía preocupado por la salud del Diez. Incluso había una versión que indicaba que lo iban a trasladar a Suiza para tratar el tema del sobrepeso, porque en sus últimas apariciones públicas se lo veía realmente excedido. Diego no quiso saber nada con la idea de volver a ser internado y hasta se puso un poco agresivo. "Lo tuvimos que dormir porque se negaba", aseguró una persona de su entorno.

La preocupación más urgente de Cahe es el sobrepeso, que Diego descuidó en los últimos tiempos y que puede tener consecuencias no deseadas en su organismo debido al by pass gástrico al que se sometió en Cartagena en marzo del 2005 y mediante el cual logró bajar más de 50 kilos en seis meses. La otra preocupación de Cahe es la práctica del Showbol, porque con los antecedentes cardíacos de Diego considera que "no es recomendable hacer tanto esfuerzo para un paciente con sobrepeso que además toma y fuma". En definitiva, esos factores conforman un cóctel peligroso.

En el cónclave familiar en el que se decidió su internación participaron sus dos hijas, Dalma y Gianinna, su ex esposa Claudia Villafañe y el doctor Cahe. Primero intentaron llevarlo a la Suizo Argentina, donde había estado en el 2004, pero finalmente optaron por el Güemes. "Lo tuvimos que llevar ahí porque muchas clínicas nos volvieron a cerrar las puertas", aseguró otra fuente cercana al Diez. Olé pudo hablar con las autoridades de la Suizo, quienes desmintieron esta acusación y aseguraron que lo derivaron al Güemes porque era lo más acorde a su cuadro clínico general.

FUENTE www.ole.com.ar http://www.ole.com.ar/notas/2007/03/29/01389802.html

este no aprende mas
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New