Check the new version here

Popular channels

Otro caso de "usted no sabe quién soy yo"

En estos hechos hasta el hermano del director de la policía, coronel José Luis Palomino, resultó involucrado.

En la columna titulada La ropa verde se lava en casa, publicada en la revista Semana, el periodista Daniel Coronell, denunció un nuevo caso de “usted no sabe quién soy yo”, que involucra al asistente personal del director de la Policía, general Rodolfo Palomino, y a su hermano, el coronel José Luis Palomino.

De acuerdo con la denuncia, dos patrulleros detuvieron a un vehículo y acto seguido le pidieron al conductor identificarse, en ese momento el capitán Jhonn Jorge Lasso Lara, llegó al lugar en otro auto.

El uniformado quien se encontraba bastante exaltado y en aparente estado de embriaguez se enfrentó a los uniformados que esa noche cumplían con su deber. Según el relato citado en la columna, el capitán Lasso dijo: “ustedes no saben quién soy yo, no saben con quién se están metiendo (…) alegando ser un oficial activo de la Policía en el grado de capitán de apellido Lazo (sic) y quien es el secretario privado de mi general Z-1 (Palomino)”.

Tras el incidente, al lugar acudieron varias unidades de policía, pero no en respaldo de los patrulleros, sino en defensa de las personas que en ese momento estaban desconociendo a la autoridad.

El coronel José Luis Palomino, hermano del director, fue uno de los oficiales que en lugar de respaldar a los agentes dejó que los involucrados en el hecho pudieran irse sin ningún problema.

Al conocer la publicación, el general Palomino confirmó que desde el día de los hechos separó del cargo de asistente al capitán Lasso y al día siguiente la inspección de la Policía abrió una investigación por su comportamiento. Asimismo, envió un mensaje a la opinión pública en el rechaza el comportamiento del uniformado.

Este es el texto completo:

Frente a la columna del señor Daniel Coronell

Mi vida personal y profesional la he forjado en principios como la transparencia, la rectitud y la disciplina. Por consiguiente, en ningún momento puedo ser condescendiente con policía alguno que genere dudas en su actuar ético, moral, disciplinario o penal.

Frente a esos presupuestos, separé del cargo a quien fuera mi asistente personal, de quien llegó un informe policial que lo señala de una supuesta intromisión indebida en un procedimiento policial el día 28 de febrero del presente año.

Mis convicciones me llevaron a poner el reporte de inmediato a órdenes de la Inspección General de la Policía Nacional, para que iniciara la investigación disciplinaria correspondiente, a fin de establecer el estado y las condiciones en las que el oficial actuó.

Como en anteriores oportunidades lo he manifestado, apoyo y respaldo a los policías de carácter, que en el fiel desempeño de su labor y de los postulados éticos, hacen cumplir las normas. Así mismo, soy implacable con aquellos que se apartan de esos criterios fundamentales de confianza ante la sociedad. El caso del que hago mención no será la excepción y las indagaciones llegarán hasta las últimas consecuencias.

Debo resaltar que el proceso disciplinario se abrió el 3 de marzo, día en el que se conocieron los hechos, y que el oficial, además de ser separado del cargo de ayudante, fue enviado a cumplir sus vacaciones, esto para brindar transparencia al proceso y así mismo permitirle una defensa dentro de los parámetros establecidos.

Al informe que cita los presuntos comportamientos del oficial, se le da toda la trascendencia institucional. El mismo fue elaborado por los policías que atendieron el caso y tramitado por quien esa noche era el oficial de Inspección de la Policía Metropolitana de Bogotá, Teniente Coronel José Luis Palomino.

Mi voluntad como Policía de la Patria y Director de la Policía Nacional, es brindar al país las garantías de una policía más confiable, solidaria, efectiva, transparente y respetuosa. Nada ni nadie afectará esa disposición sagrada.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New