Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?


Un móvil policial que circulaba de contramano y sin sirenas, atropelló a una pareja de jóvenes, que sufrió heridas, en la localidad bonaerense de Villa Luzuriaga. En los últimos días, hubo dos víctimas fatales en circunstancias similares.


Un patrullero de la Policía Bonaerense que circulaba de contramano embistió a un pareja de adolescentes que iba a bordo de una moto en la localidad bonaerense de Villa Luzuriaga.

Fuentes policiales confirmaron que el hecho tuvo lugar a las 2 de la mañana de este viernes en el cruce de las calles República de Chile y Bermúdez de dicha localidad, cuando una pareja de jóvenes (llamados Nicolás Tannauri, de 19 años y Yasmín Núñez Lobos, 18) circulaba a bordo de una motocicleta luego de haber ido a una pizzería.

Al llegar al cruce de las mencionadas calles, un patrullero, sin luces y de contramano, los embistió e hizo que la pareja chocara contra el muro de una vivienda, la cual sufrió la rotura de una reja y otros destrozos.

Como consecuencia del impacto, el joven sufrió un traumatismo de cráneo y la chica la fractura del tobillo izquierdo, por lo que ambos fueron derivados al hospital Paroissien de Isidro Casanova, donde la joven será operada y el chico estará en observación.

A pesar de las lesiones, los chicos no corren riesgo de vida y sólo fue un accidente con suerte. La dueña de la casa donde ocurrió el incidente, comentó a los medios que “no escuché nada, sólo vi que a las dos de la mañana se llevaban a una chica con cuello ortopedico en una ambulancia, pero no pude ver nada. De hecho, recién me entero que me rompieron la reja”.

Mario, padre de Nicolás, contó al canal C5N que su hijo está "en observación", mientras que a la joven "posiblemente tengan que operarla".

Sobre el episodio, el hombre contó que "mi hijo lo único que me dijo es que la policía vino por República de Chile en contra mano y no los vio, se los llevó puestos a los dos y quedaron en la vereda. El lo único que se acuerda es que le apareció la camioneta policial de la nada".

Mario, de acuerdo a lo relatado por su hijo, dijo que primero pasó una patrulla policial con sirena y balizas y que detrás lo hizo el móvil que los embistió, que no tenía sirenas ni luces de alerta.

"Cuando los atropelló y los tiró volaron por el aire los dos y el chofer de la camioneta se fue en otro vehículo particular con la compañera y no les dijeron nada de nada", agregó el padre del motociclista.

Por su parte, la mamá de Yasmín, Estela, contó que su hija tiene "fractura de tobillo", que fue llevada al quirófano para que le acomodaran el hueso y que deberá afrontar una segunda operación.
La mujer dijo que se enteró por unos amigos de su hija, que estaban a unos 20 metros del lugar del impacto, que la patrulla iba de contramano cuando embistió a la moto.

"Yasmín me dijo que iban por Chile y de repente miró cuando se dio cuenta que Nicolás quiso hacer una maniobra", contó.

"La policía me dijo que estaban en una persecución por un robo o por un secuestro", agregó la mujer.

Este hecho se suma a otros que ocurrieron hace poco tiempo, como la muerte de un chico de 13 años que fue atropellado por un patrullero en la puerta de un boliche de Ituzaingó causándole la muerte, como así también el de hincha de Huracán de 18 años fallecido también al ser embestido por otro móvil en el barrio de Barracas, tras festejar el ascenso del “Globo” a Primera División.