Popular channels

Padre e hija alcoholizados se pelean entre sí y luego agrede

el viernes a la tarde en el minihospital norte

Padre e hija alcoholizados se pelean entre sí y luego agreden a policías
El hombre de 42 años y la joven de 18 terminaron arrestados. Los dos efectivos los denunciaron.

domingo, 02 de noviembre de 2014



Un padre alcoholizado se trenzó a golpes con su hija, que estaba también en estado de ebriedad, el viernes pasado, en lo que significó un nuevo incidente en el Minihospital Norte Carlos Acuña, en el norte de la ciudad capital.



Hace más de un mes se produjo un incidente en el que un joven de 31 años, que habría comenzado a golpear a su esposa y a su hijo, desató su violencia contra los empleados del dispensario luego que le impidieran continuar con los golpes y lo echaran del lugar.



Ya en ese momento los empleados se negaban a seguir trabajando si la policía no custodiaba el lugar, en el interior y en las inmediaciones, y les brindaba seguridad.



"Estamos cansados de atender a gente intoxicada. Es imposible dialogar con ellos, no están en sus cabales", decían en ese momento desde el minihospital.



El nuevo incidente se inició alrededor de las 13, cuando un hombre de 42 años, alcoholizado, comenzó a golpear a su hija, de 18, que también se encontraba ebria.



De inmediato, el personal médico del centro asistencial llamó a la policía y cuando el personal policial de la comisaría seccional Séptima arribó al lugar e intervino para restablecer el orden, padre e hija lo agredieron causándole lesiones.



El oficial y el agente de policía, los dos uniformados lesionados, radicaron la denuncia penal correspondiente en la Unidad Judicial Nº 7.


Mientras tanto, padre e hija fueron puestos a disposición de la Unidad Fiscal de Delitos Correccionales.


Antecedente similar

El viernes 26 de septiembre pasado, un joven de 31 años, que habría comenzado a golpear a su esposa y a su hijo en el interior del minihospital norte Carlos Acuña, desató toda su violencia contra los empleados del lugar luego que le impidieran continuar con los golpes y lo echaran de allí.



Junto a sus "amigos”, un grupo aproximadamente diez personas, volvió a los pocos minutos al centro asistencial para apedrear y disparar contra el edificio causando una gran cantidad de destrozos.


Aquel día, en diálogo con El Ancasti, Lara Sader, coordinadora del minihospital norte, relató la tensa situación que tuvieron que vivir los empleado del dispensario.
0
0
0
0No comments yet