Popular channels

Padres alarmados por fotos hot de sus hijos en Facebook



Padres alarmados por fotos hot de sus hijos en Facebook

En la mayoría de los casos, los adultos no saben lo que hacen sus hijos en las redes sociales. Los especialistas apuntan al diálogo y al trabajo intrafamiliar.



"Estamos destruidos". Dos palabras que sirven para resumir el sentimiento del padre de una de las chicas cuyas fotos, desnuda y en poses eróticas, aparecieron en diferentes páginas de Facebook que muestran y relatan situaciones íntimas de jóvenes mendocinos.

La noticia publicada en exclusiva por El Sol generó repercusiones. Sin dudas, la más fuerte llegó de parte de este papá (se resguarda su identidad por expreso pedido), quien adelantó que estaba al tanto de la situación junto a su esposa y que han iniciado las acciones legales para dar con el culpable de publicar en la red social las imágenes de su hija.

Consultados por este diario, especialistas explicaron que las claves para evitar este tipo de situaciones son diálogo, comunicación, límites, control y acompañamiento.

"Si al chico le están encima se cae. En realidad hay que acompañarlo, no dejarlo abandonado", dijo Paula Stezia, mamá y psicóloga especialista en niños. Asimismo reconoció que es fundamental en la familia tener diálogo y responder las dudas del hijo a partir de lo que ve y de cómo se relaciona en Facebook.

"Ante mis dudas entro a su perfil y reviso, lo controlo, me fijo con quién habla y cuando sea más grande lo voy a seguir vigilando igual", resaltó.

Nicolás tiene un hijo de 16 años y destacó como fundamental el diálogo y la confianza mutua para encarar todos los temas, específicamente los que tienen que ver con el sexo. "Con mi hijo somos amigos en Facebook, así es que sé lo que hace y quiénes son sus amigos". Además, reconoció que revisa y controla el perfil del adolescente en la red social pero no descartó que "tenga otro con diferente nombre".

Mauricio y Mariela tienen una hija de 13 años, a quien sólo le permiten utilizar Facebook cuando está en compañía de alguien en la casa. "Nunca entra a Internet sola", indicó la pareja.

Particularmente, Mariela reconoció que tiene la clave del perfil de su hija y que la deja interactuar nada más que con su grupo de amigas. Además tiene "prohibido" el contacto virtual con algún desconocido.

"Es muy chica todavía así es que no tiene libertad con la computadora y si le damos esa libertad, que ella tampoco reclama, sabemos que va a ser un problema. Pero la base hay que dárselas desde chicos porque todo pasa por los padres", reflexionó.

A esto, Mauricio agregó que no tiene preocupación por lo que haga la jovencita en Facebook porque "está muy vigilada y ella es tranquila".

Aunque Soledad tiene una nena muy chiquita, sabe de la exposición de los adolescentes en las redes sociales. "Desde mi perfil veo lo que hacen algunos y realmente me preocupa porque si fuera la madre de uno de ellos estaría destrozada", comentó. Al igual que los demás progenitores, aseguró que la educación en la casa y la comunicación intrafamiliar son fundamentales para evitar males futuros.

"La sociedad está erotizada"

Alejandrina Román de Giro es psicóloga, sexóloga y educadora social y asegura que la exposición de los adolescentes en las redes sociales tiene que ver con una "erotización de la sociedad". Pero para la profesional no es la única causa, sino que forma parte de una lista que termina desencadenando lo que hoy vemos en diferentes perfiles.

"Al chico hay que enseñarle, desde siempre que tiene que tener respeto por su propio cuerpo, pero no hay una educación sexual sistemática ni en la familia ni en la escuela", dijo la profesional cuando explicó que estas carencias traen como consecuencia la desvalorización que hace el propio adolescente de sí mismo.

En tanto, comentó que a los jovencitos les falta límites por parte de los padres que quieren ser amigos de sus propios hijos, esto, a su vez impide poner límites "cuando en realidad lo que el chico necesita es eso, un protector que le marque el camino".

Para Roman de Giro el padre debe controlar a sus hijos, debe saber qué hacen y cómo se relacionan en Facebook. Por el contrario, observó que lo que hacen es "comprarles aparatos tecnológicos caros a los que los menores no deberían tener acceso tan fácilmente".

Coincidente con la visión es la psicóloga Paula Stezia, quien afirmó que los adolescentes pasan mucho tiempo solos "producto de un sistema que revienta familias, pero la clave está en ver qué hacen los papás porque yo lo que observo es que hay una generación abandonada".

Como consecuencia, comienza a evidenciarse otra grave situación que es la de la violencia entre los adolescentes, muy presente en los chats. "Esa violencia verbal es muy grande porque se sienten solos", destacó Stezia.

Los peligros

Román de Giro alertó sobre el peligro que existe en la red a partir de que los chicos suben sus fotos en donde aparecen demasiado expuestos. Se forma, así, una cadena de acontecimientos que se van dando y que pueden terminar con una intervención de las redes de trata. "Los padres deben dejar de mirar para el costado", dijo.

Frente a la situación, indicó que se está buscando una solución legal aunque reconoció que es muy difícil frenar lo que está pasando.

Actuar desde las fiscalías

El fiscal de delitos complejos, Santiago Garay, reconoció que "prohibir pornografía es muy difícil y estos casos de chicos expuestos en Facebook, también". Sin embargo, dijo que mediante su fiscalía se canalizan estas situaciones a la red Puntos de Contacto contra la Pornografía Infantil en Internet a la que se le informa lo que pasa.

"A partir de entonces, desde esa red informan al Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados, que es una ONG en Estados Unidos y se obtiene una autorización para establecer un mecanismo donde se sintetizan las actividades sospechosas que se denuncian", aseguró.

Garay también explicó que si quien sube las fotos de los chicos desnudos tiene entre 16 y 18 años "sería punible. El problema es si se excusa y justifica que no lo hace con fines sexuales sino como diversión, entonces no habría un delito".

Por su parte, Luis Robeto, de la División de Delitos Sexuales, dijo que a partir de las intervenciones de las oficinas fiscales, que es donde se deben hacer las denuncias, "comenzamos nuestro trabajo porque nos mandan a investigar".

Puntualmente indicó que no han trabajado en casos como los de estos adolescentes que se exponen en Facebook, pero sí hay antecedentes en Mendoza "relacionados con casos de pedofilia", finalizó.

Por otra parte, este medio volvió a consultar a la Dirección General de Escuelas (DGE), pero no contestaron las llamadas por segundo día consecutivo.


0
0
0
0No comments yet