Pagamos todos

Con un trámite garantizado por la mayoría del oficialismo, el desfalco de la entidad será solventado por los fondos públicos.



Finalmente, la Cámara de Diputados aprobó esta noche y convirtió en ley el proyecto de estatización de la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo, pese a los fuertes cuestionamientos de la mayoría de los bloques de la oposición.

Tras más de cuatro horas de debate, la iniciativa fue aprobada por 132 votos a favor, 87 en contra y 5 abstenciones que correspondieron a Alcira Argumedo, Facundo Moyano, Víctor De Gennaro, Claudio Lozano y Antonio Riestra.



Así, se creará el Instituto Nacional de Derechos Humanos que reemplazará a la Universidad Popular de las Madres de Plaza de Mayo, dentro de un programa que prevé la creación de otras ocho universidades, entre ellas, las de Alto Uruguay, Rafaela y Ezeiza.

Tal como explicara el periodista y autor de “El negocio de los DDHH”, Luis Gasulla, ”el Congreso Nacional se presta a garantizar la impunidad de una Fundación que, a tres años y medio de la salida de los hermanos Schoklender, aún sigue siendo investigada por la Justicia federal”.