Check the new version here

Popular channels

Para detectar pedofilos, Google y MS examinaran correos


Google: "Todas las compañías de internet tienen que enfrentar los casos de abuso sexual"


Filtran fotos del nuevo iPhone 6Los "callejones oscuros" de la web
12 ago 2014
Un hombre de Houston, Estados Unidos, fue arrestado la semana pasada luego de que Google alertara a la Policía que almacenaba imágenes de pornografía infantil en su casilla de Gmail.
El buscador alertó al Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados de Estados Unidos (NCMEC, por su sigla en inglés) y el hombre, que ya había sido detenido por abusar sexualmente en 1994, fue detenido.
Microsoft hizo lo mismo. En su caso, detectó que el joven Tyler James Hoffman "subió una imagen" con contenido sexual de una niña a OneDrive, el servicio de almacenamiento en la nube. El protocolo de actuación de esta empresa fue igual al del buscador: avisó a la NCMEC del episodio y el individuo fue detenido y acusado de cinco cargos vinculados a la posesión y distribución de imágenes con contenido sexual de menores.
Si bien los fabricantes condenan a quienes cometen delitos, estas acciones abrieron un nuevo debate donde el derecho a la privacidad parece estar en juego.


Fabricantes aclaran.
Google empezó a tener estas facultades a partir del 14 de abril de este año, cuando añadió un párrafo a los términos y condiciones de sus servicios.
"Nuestros sistemas automatizados analizan su contenido (incluyendo sus correos electrónicos) para proporcionarle las características del producto personalmente relevantes, como los resultados de búsqueda personalizados, publicidad a medida y detección de virus", señala el texto.
Google garantizó que este análisis no es manual, sino automático. Según afirmó un portavoz del buscador a El País, el sistema informático que utilizan para examinar, solo decodifica imágenes de abuso sexual de menores "y no contenido de correos electrónicos que pudieran ser asociados con actividades criminales generales (por ejemplo, usar el correo electrónico para planificar un robo)", señaló.
"Todas las compañías de Internet tienen que enfrentar casos de abuso sexual de menores. Ésa es la razón por la cual Google remueve imágenes ilegales desde nuestros servicios", agregó.
Microsoft, por su parte, admitió que examinan los servicios que ofrecen a sus usuarios. "Hacemos uso de tecnologías automatizadas para detectar conductas abusivas que puedan dañar a nuestros usuarios o a otras personas", argumentó en un comunicado de prensa Mark Lamb, integrante de la Unidad de Crímenes Digitales de la firma.
Lo hacen gracias a un sistema llamado PhotoDNA, capaz de identificar si una imagen contiene pornografía infantil.
La ley 18.331 de protección de datos ampara a los fabricantes a partir del principio del "previo consentimiento informado". Esto significa que las compañías como Microsoft o Google deben avisar en los términos y condiciones que realizan estas examinaciones. Cuando un usuario los acepta, instantáneamente acata que puede verse expuesto a ello.


Encriptación.
Las empresas ven que los usuarios sienten que terceros observan sus correos. Por eso, en las últimas semanas han anunciado que lanzarán servicios de encriptación.
Google y Yahoo, por ejemplo, indicaron que a partir de septiembre garantizarán que solo el emisor y el receptor puedan leer el contenido de un correo. Para acceder a ese mensaje, quien lo envía y quien lo recibe debe introducir una contraseña que queda almacenado en la computadora, celular o tableta que el usuario esté utilizando.
De esta forma, dos de los proveedores de correo electrónico más usados del mundo, y que juntos suman más de 600 millones de usuarios, tratan de evitar que se reproduzcan en el futuro casos de espionaje como los revelados por el exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Edward Snowden.


"Deep web".
Si bien los fabricantes de tecnología más importantes hacen esfuerzos para frenar la pornografía infantil, existe un submundo "anónimo" en Internet en donde es difícil encontrar a quienes llevan adelante estas prácticas.
Se llama la Internet profunda (deep web). Para acceder, los usuarios suelen utilizar Tor, un navegador que esconde el número IP, por lo que a la Policía se le dificulta saber en qué parte del mundo está conectado. Incluso, es el programa que utiliza Snowden para comunicarse con los periodistas y, así, brindarles información sobre el espionaje en Estados Unidos. (En base a EFE).
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New