Patovicas golpearon brutalmente al hijo del Pichi Mercier




Capital Federal


Ocurrió en la madrugada de ayer, en el boliche Privilege de la Costanera. Franco había ido a bailar con su novia y cuando se iba, fue increpado por cuatro personas de seguridad del lugar. Está desfigurado, internado en el Sanatorio de la Trinidad.





Franco, hijo de Juan Ignacio Mercier, jugador de San Lorenzo, y de su mujer Romina Vieira, está internado en el Sanatorio de la Trinidad con la cara "desfigurada", según cuentan allegados a la familia del volante del equipo de Boedo.


El chico, de 17 años, había ido a bailar con su novia, Florencia, al boliche Privilege, que está ubicado en Costanera Rafael Obligado 1221, ya en la madrugada de este domingo. "Fue a un cumpleaños y cuando se estaba yendo con la novia tuvo un altercado con una persona que no conocía. La persona lo increpó, le pegó, mi hijo se lo quiso sacar de encima", contó la mamá.


Al parecer, la discusión fue generada por uno de estos guardias de seguridad, que enseguida contó con la colaboración de otros tres patovicas. El hijo de Mercier, de acuerdo al relato de su novia, no quiso en ningún momento quedarse en el boliche. "Me estoy yendo, no hace falta que me saquen", les decía Franco, mientras ya estaba rodeado y comenzaba a recibir las agresiones de los cuatro patovicas de Privilege.

"Le pegaron a mi hijo en un boliche de costanera, los mismo que deberían cuidar a nuestros hijos dentro, desfigurado...", escribió Pichi Mercier en su cuenta de Twitter. Franco recibió los primeros auxilios en el Hospital Zubizarreta.


La familia radicó la denuncia a través de un móvil de la Metropolitana y en las primeras horas de hoy emitió un comunicado. Allí, lo más destacado, pasa por el agradecimiento al personal de seguridad de San Lorenzo, que fue el que se comunicó con la Metropolitana, y la desmentida a un rumor que decía que personal del boliche se habría comunicado con la familia para ponerse a disposición.