Check the new version here

Popular channels

Paul Singer fue a ver a la Selección con una camiseta de Arg

Aunque pueda parecer insólito, la revista Bloomberg Businessweek asegura que el titular del fondo Elliott asistió a un partido del conjunto nacional durante la Copa del Mundo





¿El hombre que dejó a la Argentina al borde del default se vistió con los colores de la bandera nacional y viajó a gritar los goles de Messi y compañía? Aunque resulte inverosímil, eso asegura la revista Bloomberg Businessweek en el perfil que le dedicó esta semana al titular del fondo Elliott Management, uno de los holdouts beneficiados por el fallo del juez Thomas Griesa.

"Hay signos de que cada tanto Singer disfruta cierto tipo de humor. Según un colega, en la Copa del Mundo de este año, mientras la selección argentina se acercaba a la gloria y su país se tambaleaba hacia el default, Singer estuvo allí, en el estadio. Vestía una camiseta de Argentina." Con esas palabras terminaron su artículo los periodistas Max Abelson y Katia Porzecanski. Ese simple párrafo es todo lo que se sabe sobre la supuesta visita del titular de Elliott a las canchas de Brasil. Ni siquiera se sabe a qué partido habría ido.

Ya se trate de cinismo, humor o ironía, parece difícil de creer que el hombre que le reclama al país más de mil millones de dólares se haya arriesgado a ser reconocido por miles de argentinos en un partido de la Selección. Pero el perfil que de él trazan en la revista Bloomberg Businessweek deja al menos lugar a la duda.

Descripto por economistas e incluso algunos colegas como "inmoral" y "sin escrúpulos" para asediar a países endeudados y lograr ganancias extraordinarias, tampoco parece imposible que se haya animado a ir de incógnito a algún partido.

"Según sus colegas, Singer describe el caso contra la Argentina como un combate contra charlatanes que se niegan a jugar de acuerdo a las reglas del mercado. Le deben, tiene derecho a cobrar, ¿por qué sería un mal tipo por eso? Él no puede creerlo", sostiene el artículo. Ralph DellaCamera, quien trabajó con él de 1986 a 1999, afirmó al respecto: "Él es un luchador. No se va a rendir. Pero tampoco es un villano: es un hombre de negocios puro y duro. Eso es todo. Él sólo defiende lo que cree correcto. Más personas deberían hacerlo".

Paul Singer fundó Elliot Management con poco más de un millón de dólares. Hoy administra más de 23 mil millones y trasladó sus operaciones al paraíso fiscal de las Islas Caimán para pagar menos impuestos. Ahora hizo uno de los negocios de su vida: gracias al fallo del juez Griesa obtendrá una ganancia de 1.300% en menos de una década.
0
0
0
0
0No comments yet